El cable de fibra óptica en tierra santiaguera

Angela Santiesteban Blanco

Después de 19 días de travesía, llegó con éxitos a Cuba el cable submarino de fibra óptica procedente de Venezuela, el  que incrementará la capacidad y  acceso a las tele-comuniciones; un nuevo golpe de los pueblos en contra del férreo  bloqueo que le impone injustamente el gobierno de los Estados Unidos a la isla  hace más de 50 años .

Hizo su arribo a la Playa Siboney, a unos 17 kilómetros de la ciudad de Santiago de Cuba, a bordo la embarcación Ile de Batz, encargada del tendido del cable que partió de Maiquetía, Venezuela, el pasado día 22 de enero.

La instalación de este cable submarino del Sistema Internacional de Telecomunicaciones ALBA-1, que conecta a Venezuela, y  Cuba, y tiene un costo de 70 millones de dólares,  y se extenderá hasta Ocho Ríos, Jamaica, para completar el proyecto.

En el recibimiento participaron el Vicepresidente del Consejo de Estado de Cuba, Comandante la Revolución Ramiro Valdés Menéndez,  Wilfredo Morales, presidente de la Empresa Telecomunicaciones Gran Caribe S. A., entidad encarga de la operación técnica y comercial de este sistema, proyecto que ya es una realidad  con la que se siguen uniendo naciones hermanas, y se impulsa la integración social entre Cuba y Venezuela con el resto de la región de Latinoamérica y el Caribe.

El proyecto de instalación del  cable submarino se ha desarrollado a cargo de la compañía Alcatel-Shangai Bell y la fibra óptica permitirá que Cuba tenga una conexión 3 000 veces superior a la actual.

Be Sociable, Share!

Un pensamiento en “El cable de fibra óptica en tierra santiaguera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*