Se fue un amigo

Angela Santiesteban Blanco

Por muchos años realizó la columna Santiago en las Noticias, entregó su vida al periodismo del Oriente del país. Con su espigada figura lo recordamos caminando por los pasillos de Sierra Maestra, jugando domino en el horario del almuerzo, en el café La Isabelica, la calle Enramadas, Cayo Granma, el “Guillermón”, entre otros, buscando con inmediatez su mejor noticia.

Siempre presto a ayudar a los más jóvenes con sus certeras lecciones y su experiencia. Hoy cuando nos dice adiós recuerdo muchos de sus consejos y los llevo siempre presente.

Cuando comencé a trabajar en el periódico Sierra Maestra una vez me dijo, “el periodista que no se informa temprano en la mañana, antes de salir de casa, no es un buen reportero, trata siempre de escuchar, y ver las primeras noticias internacionales y nacionales, créate ese hábito”. Con el pasar de los años, le doy la razón, y las gracias por el atinado consejo.

Lo recuerdo también como el “profe”, el compañero,  y  el amigo a veces con un genio irresistible, gruñón y peleón, pero con un corazón de  “oro”.

Anécdotas, muchísimas, imaginen más de 30 años en este colectivo. Tengo en la Memoria algunas maldades que le hicieron: él siempre “guardaba” su caja de cigarro en el elástico de la media, y Lusito, Gainza le “picaban” un cigarrillo y siempre decía, “no tengo”, aja, ahí comenzaba el problema, le  tocaban la pierna buscando los cigarros y cogía unas incomodidades que siempre me hacían decirle a los compañeros “cuando le de un infarto, ustedes van hacer los culpables”, pero nada, al minuto ya estaba jaraneando.

Su carrito marca Polski,  el que parqueaba frente al rotativo los choferes de la piquera de Sierra Maestra lo subieron casi completo en la acera, cuando vio eso, no tengo que decirles, imagínense cómo se puso, con el genio que tenía. Al  final todo volvía a la normalidad, siempre respetado y querido por todos.

Donde estés, GRACIAS por tus enseñanzas, siempre te recordaremos, Mario Enrique Romaguera Garrido, para sus compañeros del rotativo simplemente “Mao”, y para este pueblo, Domingo…

Be Sociable, Share!

Un pensamiento en “Se fue un amigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*