La casita de la esperanza

Texto y fotos: Angela Santiesteban Blanco

No basta amar a los niños,es preciso que ellos se den cuenta que son amados.

Don Bosco

En calle 6 de Vista Alegre, #304, entre 11 y 13, una de esas majestuosas viviendas del otrora barrio residencial elegido por políticos y lo más selecto de la burguesía santiaguera, hoy sirve de abrigo a pequeños príncipes enanos que por razones impuestas por la vida, viven en el lugar colmados de amor y cariño sin límites. Es el hogar de niños sin amparo filial La Casita.

LA CASITA POR DENTRO

Para los que hemos tenido la oportunidad de aproximarnos a la rutina de un hogar de niños sin amparo filial, sabemos que   prevalece lo mejor de la calidad humana y con el paso de los años esta se concreta y manifiesta en la formación responsable de cada niña y niño preparados para la vida, pese a las dolorosas causas que los hicieron llegar allí.

Tengo una experiencia imborrable, del día de la vista a La Casita,  compartimos unas cuantas horas en una confortable, amplia y linda mansión observando el desarrollo de los cuatro niños que viven en el lugar.

Ellos realizan su vida normal, temprano en la mañana se siente el ajetreo del aseo personal y el desayuno, como en su propio hogar, por la edad que tienen están vinculados al círculo infantil Sueño Dorado, para donde salen raudos y veloces en compañía de sus ‘’seños’’.

De regreso a casa, encuentran a sus “madres”, las trabajadoras del hogar, que forman una gran familia, las que con mucha dedicación y paciencia les crean hábitos de convivencia social, y comparten juegos, cuentos, paseos, enfermedades, y cuanto problema aparezca, porque sienten a estos pequeños como suyos.

Me llamó fuertemente la atención el cuidado, el trato, la limpieza y la consagración con que son atendidos estos niños, puede decirse que tienen muy presente la cultura del detalle para que se sientan como en casa, quienes por desgracia de la vida, carecen, del amor de papá, mamá y la familia en general.

Luego de ese rato de esparcimiento, viene el baño para refrescar de las carreras y las picardías propias de la edad, de donde salen pulcramente vestidos.

Es el tiempo para ver el moderno televisor que poseen, o el DVD, y disfrutar de los muñes hasta el horario de la comida, y a las 8:00 p.m. llega La Calabacita, para brindarle un reparador sueño, después del beso y las buenas noches.

Los fines de semana van a la playa, visitan museos, el zoológico, en fin, que no se quedan en casa. De igual manera se insertan en la comunidad y participan en las actividades que realizan  las diferentes organizaciones de masas.

HABLAN LAS “MADRES SUSTITUTAS”

“Formamos una gran familia, hacemos de todo, sin distinción alguna, somos 11 trabajadores. Nos vamos para la casa y estamos pensando en los niños que tenemos aquí; cuando uno se enferma lo sufrimos mucho, y hasta que no recuperan la salud estamos muy preocupados”, -dijo su directora Estrella Pérez Estremeda.

“Aquí vivimos momentos muy difíciles, tristes  y con una gran carga de emoción, porque hay pequeños que llegan de dos meses como es el caso de Jesús, y transcurrido el tiempo  -0 a 6 años,- deben pasar a los hogares infantiles, y escuelas especiales porque algunos tienen problemas de retraso; y otros logran reinsertarse a su seno familiar; esa separación no es fácil ni para los niños, ni para nosotras, no queremos ni pensar en ese momento”.

Por otra parte comentan las seños: “es una labor de mucha entrega, trabajamos turnos, muy unidos todos, y dormimos aquí con los nenes, es como la extensión del hogar, nos entregamos por completo, vivimos para ellos, tratando de suplir a la familia”.

La administradora del centro, Martha Ricardo Reyes, puntualiza: “El personal que labora aquí es seleccionado, con ellos hay que tener mucha calma, hay que tratar de entenderlos, además son muy despiertos y sinceros.  Asevera que tienen  el apoyo de la mayoría de las instituciones de la provincia como por ejemplo la Unión de juristas y principalmente de los centros que se encuentran ubicados en las cercanías del hogar, sobresaliendo la UJC y la Organización de Pioneros.

Martha, explica: “la alimentación es la que ellos requieren para crecer saludables. Las habitaciones son muy confortables y ventiladas, con sus closets, un amplio comedor que invita a degustar la sazón  de los diferentes platos que se les elaboran, así como otras comodidades.

Qué opinan los niños


Mario Raúl Salazar Benítez, expresó: “esta es mi casa, y las seños me quieren mucho, me llevan al círculo y a pasear, cuando sea grande voy a ser maestro”.

Yoandris Zayas Cruzata: “en las vacaciones fuimos a la playa, y al palacio de pioneros, al zoológico. Mi casita es muy bonita y la comida es rica, me la como toda.

Robert y Jesús quedaron, por lo que me contaron, muy impresionados con la visita que hicieron a Birán, a la Casa Museo de la Familia Castro Ruz. Dice Robert, “es una casa grande y bonita y hay muchas fotos de Fidel y Raúl; yo los quiero porque ellos me quieren mucho”.

Jesús desde sus escasos tres añitos expresó: “la casa de Fidel y Raúl está lejos, pero me llevaron las seños y vi la cunita donde dormía Fidel, y muchas fotos de cuando estaba chiquito, igual que yo. Me gustó mucho ese paseo”.


Epílogo

El hogar de Niños sin Amparo Filial La Casita se inauguró el 14 de junio de 1992, en saludo al natalicio de Antonio Maceo y Ernesto Che Guevara.

El remozamiento y habilitación del inmueble tuvo un costo aproximado de 43 854.55 CUC y 27 345.20 70 mil pesos en moneda nacional.

Por aquí hasta la fecha han pasado 76 infantes, de ellos 43 varones y 33 hembras, 39 regresaron a su seno familiar; 16 fueron adoptados, 16 trasladados al hogar infantil y uno al Hogar de Impedidos Físicos.

En La Casita encontramos  un sentido de pertenencia y el amor incondicional, donde los niños crecen felices y en armonía, y se respira mucha entrega por lo que se hace.

Be Sociable, Share!

4 pensamientos en “La casita de la esperanza

  1. avatarcarlos gonzalez matamoro

    Buenos dias ,mi comentario es que quiero adoptar un niño o niña ,me gustaria saber si en estos momentos existen niños que podamos adoptar.

    Comentar esto!

  2. avatarsonia

    hola soy santiaguera y vivo en España y estoy interesada en adoptar un niño en Santiago de cuba que puedo hacer por favor mi marido es español .besos .espero respuesta.

    Comentar esto!

    avatar

    Angela contestó:

    Saludos,
    Ahora fue que vi su mensaje, le averiguaré y le envío respuesta.

    Comentar esto!

  3. avatarJoel González Machado

    Hola somos un matrimonio del municipio Rodas, provincia Cienfuegos y estamos interesados en adoptar un niño o niña con edad hasta 1 año. Deceamos que nos explique que debemos hacer para poder adoptar. La pareja la conforman Joel González Machado y Yaneisy Lara Soler. Nos han comentado que en estos momentos estan en su institución dos niñas gemelas de 1 añito y estamos interesados en su adopción por favor si es posible envianos fotos a la dirección de este correo. Esperamos su respuesta lo más rapido posible saludos Joel y Yaneisy .

    Comentar esto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*