Mensaje de Tony Guerrero

Tomado de: La Polilla Cubana

Queridos amigos:

Por estos días se ha realizado el VII Coloquio de Holguín, donde se reúnen amigos de todo el mundo, aportando sus experiencias y nuevas ideas a la larga y difícil batalla por nuestra libertad. He podido conversar con mi madre y mi hermana, como siempre presentes en cada foro de nuestra causa al que pueden asistir, y ellas me cuentan que todo el evento ha tenido un gran éxito, no sólo por la creciente presencia de amigos de todo el mundo, sino además por las nuevas iniciativas y la indestructible unidad demostrada de todos los asistentes que representa las decenas de comités de solidaridad en todo el planeta. Esta inmensa solidaridad estamos seguros nos llevará de regreso a casa.

Ya está listo el retrato de Omara Portuondo que, como les comentaba, está basado en una foto tomada por Silvio en uno de los conciertos en los barrios habaneros.

La siguiente obra de este proyecto será un montaje de dos fotos. En una hay un grupo de personas, de una localidad del Cerro, en una azotea con una bandera cubana. Esa quedará de fondo. La otra imagen son dos intérpretes. Una toca el violín y canta, la otra está tocando la flauta. Tuve que recurrir a Silvio para saber quiénes eran estas jóvenes. Y resulto que quien está cantando es la ganadora del concurso de musicalización organizado por su estudio Ojalá, evento que rindió un homenaje sin precedentes a Rubén Martínez Villena y su obra poética. Esta joven, talento de la música cubana, es Tanmy López.

En medio de mis averiguaciones, nuestra hermana Rosa Báez, me envió la entrevista que le hicieran a Tanmy tras haber ganado este concurso con su disco “La luz es música”, título que, explica ella, surgió de una conversación que sostuvo con Silvio.

Y leyendo esta entrevista recordé un poema inédito que me envió, hace buen tiempo, un compañero de estudio.

El poema viene titulado “APRENDI Y DECIDI”, pero yo opte por encabezarlo de otra manera:

DE NADA SIRVE SER LUZ SI NO VAS A ILUMINAR EL CAMINO DE LOS OTROS

Y, así después de esperar tanto,

un día como cualquier otro

DECIDÍ TRIUNFAR.

Decidí no esperar a las oportunidades

SINO BUSCARLAS.

Decidí ver cada problema

COMO LA OPORTUNIDAD DE BUSCAR UNA SOLUCIÓN.

Decidí ver cada desierto

COMO LA OPORTUNIDAD DE ENCONTRAR UN OASIS.

Decidí ver cada día

COMO UNA NUEVA OPORTUNIDAD DE SER FELIZ.

Aquel día descubrí

que mi único rival

no eran más que mis propias debilidades

Y QUE VENCERLAS ERA LA UNICA Y MEJOR FORMA DE SUPERARME.

Aquel día deje de temer a perder

Y EMPECÉ A TEMER A NO GANAR.

Descubrí que yo no era el mejor

y que quizás nunca lo fui.

Me dejo de importar quién ganara o perdiera.

Ahora sólo me importa simplemente

SABERME MEJOR QUE AYER.

Aprendí que lo difícil no es llegar a la cima

SINO JAMÁS DEJAR DE SUBIR.

Aprendí que el mejor triunfo que puedo tener

ES LLAMARLE A ALGUIEN AMIGO.

Descubrí que el amor

es más que un simple estado de enamoramiento.

EL AMOR ES UNA FILOSOFÍA DE LA VIDA.

Aquel día deje de ser

un reflejo de mis escasos triunfos pasados

Y EMPECÉ A SENTIR MI PROPIA LUZ TENUE DEL PRESENTE.

Aprendí que de nada sirve ser luz

SI NO VAS A ILUMINAR EL CAMINO DE LOS OTROS.

Aquel día decidí cambiar tantas cosas…

Aquel día aprendí

QUE LOS SUEÑOS SON SÓLO PARA HACERSE REALIDAD.

Desde aquel día

ya no duermo para descansar

AHORA SIMPLEMENTE DUERMO PARA SOÑAR.

Ayer Silvio iluminaba Buenos Aires con la luz de su música.

Pero, además, cuando llame a mi madre y estaban nuestros familiares en un reunión con cederistas holguineros, allí también se escuchaban sus canciones y se propagaba su luz.

Espero que nuestra querida amiga argentina Adriana haya podido disfrutar en vivo de nuestro trovador amigo, al que tanto admira.

Cinco abrazos.

¡Venceremos!

Tony Guerrero Rodríguez

19 de noviembre de 2011

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*