¿Y ahora qué otra cosa podemos hacer?

Angela Santiesteban Blanco

El pasado 25 de enero los cubanos esperamos con ansiedad el estreno del documental Esencias de la Colmenita en Estados Unidos, del realizador  y cronista de estos tiempos Roberto Chile, el que recoge las experiencias de la compañía de teatro infantil en su gira por Norteamérica.

Con aproximadamente 68 minutos de duración pudimos vivir las emociones y  alegrías de los 19 días de la gira por varias ciudades norteamericanas, donde contactaron con personas en las calles, y personalidades gubernamentales y diplomáticas.

Estos pequeños embajadores de buena voluntad de la UNICEF, trasmitieron su mensaje de amor y paz con sus obras, principalmente Abracadabra.

La obra de Chile tocó los sentimientos de la mayoría de los que habitamos en este archipiélago con una mezcla de orgullo y cariño por la labor que realizan estas abejitas laboriosas de Carlos Alberto Cremata, -Tin, como cariñosamente le llaman los colmeneros- que recorrieron y brindaron su arte en  ciudades norteamericanas.

El documental Esencias…, nos  hizo vivir a cada momento el recorrido de La Colmenita, sin perder un detalle;  emocionante la parte que refleja la conversación  telefónica con  Gerardo Hernández, poniendo de manifiesto su optimismo y buen estado de ánimo a pesar de su encierro.

El encuentro con René González, fue un privilegio, como vimos en el audiovisual fue una plática entre  padre e hijos, más bien una familia cubana reunida compartiendo.

Igualmente la oportunidad, quizás única, de llenar  con canciones y buena música cubana la sede de la Organización de Naciones Unidas, antes que una vez más los representantes del mundo votaran contra el inhumano bloqueo norteamericano contra Cuba hace más de 53 años.

La Colmenita y su director Carlos Alberto Cremata con su obra Abracadabra,  hacen realidad  uno de conceptos de Eduardo Galeano, escritor uruguayo, quien la tradujo del hebreo antiguo como envía tu fuego hasta el final.

Casi todos vibramos de emoción con esta puesta de La Colmenita en Estados Unidos, fue un verdadero premio, y  estamos orgullosos de que mostraran al imperio cómo se desarrollan los niños cubanos, donde sus sueños son una realidad.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*