Celia, revolucionaria y combatiente sin límite

Angela Santiesteban Blanco

“Para medir quién fue esta hermana nuestra, baste subrayar que será imposible escribir la historia de Fidel Castro sin reflejar a la vez la vida de Celia Sánchez Manduley…”
Armando Hart Dávalos

No es posible hablar de la Revolución, sin referirse a Celia Sánchez Manduley, quien desde muy temprana edad e influenciada por el ideario martiano se entregó a la lucha.

Nació en Media Luna, el 9 de mayo de 1920. Desde los inicios de la lucha mantuvo una labor muy activa, siempre apoyando las ideas justas que defendía.

Fundadora y dirigente del “Movimiento 26 de julio” en la antigua provincia de Oriente, siempre se destacó por su labor en el movimiento clandestino.

De igual manera Celia trabajó intensamente en la organización de las acciones para apoyar el desembarco del yate Granma y junto a los demás compañeros del movimiento en esta parte del país, crearon las condiciones necesarias para que los expedicionarios llegarán y desembarcaran sin contratiempo.

Con el seudónimo de Aly, primero, y el de Norma, después, supo aprovechar muy bien los conocimientos que poseía de la zona, y se valió de esto, y del prestigio suyo y de su familia, para realizar su labor sin levantar sospechas.

Fue una combatiente ejemplar, y trabajó siempre a favor de la definitiva liberación. En mayo de 1953 para rendirle tributo al maestro grupo de compañeros de la Fragua Martiana ascendieron al Pico Turquino y en lo más alto de esa montaña colocaron un busto de José Martí en el año de su centenario.

Cuando marchó a las montañas de la Sierra Maestra se convirtió en un soldado más del Ejército Rebelde, convirtiéndose así en la primera mujer que integró sus filas.

La flor más autóctona de la Revolución, murió el 11 de enero de 1980 a causa de una penosa enfermedad, que jamás la hizo detenerse ante sus innumerables tareas.

Celia seguirá viva en el corazón de los cubanos, su huella sigue presente guiando el camino.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*