Encuentran restos de cubano desaparecido en Argentina

Juventud Rebelde

Los restos del cubano Jesús Cejas Arias, miembro del servicio diplomático en Argentina, quien fuera secuestrado y posteriormente asesinado durante la última dictadura, fueron hallados por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), informa PL.

La información la brindó formalmente esa propia institución y la circuló de manera oficial este viernes la Embajada de Cuba en Buenos Aires.

Cejas Arias fue secuestrado el 9 de agosto de 1976 en el barrio porteño de Belgrano, junto con su compatriota Crescencio Galañena Hernández, y ambos fueron mantenidos en cautiverio ilegal y sometidos a tormentos en el centro clandestino de detención y tortura Automotores Orletti.

Ese centro fue establecido por la entonces Secretaría de Inteligencia de Estado (SIDE) como sede del denominado Plan Cóndor y que fuera comandado por Aníbal Gordon y otros miembros de la Triple A, como se conoce aquí a la Alianza Anticomunista Argentina.

La Triple A fue un grupo paramilitar y terrorista de extrema derecha de que asesinó a artistas, intelectuales, guerrilleros, políticos de izquierda, estudiantes, historiadores y sindicalistas, además de utilizar como métodos las amenazas, las ejecuciones sumarias y la desaparición forzada de personas.

Los restos de Cejas Arias fueron ocultados en un tambor metálico de 200 litros de capacidad y rellenado con cemento, señalaron las fuentes forenses.

Allegados al juez federal Daniel Rafecas, quien ordenó las tareas de identificación, informaron que el hallazgo ocurrió hace un mes en un predio de la localidad de Virreyes, en la localidad de San Fernando, provincia de Buenos Aires, pero solo ahora se corroboró la identificación.

En ese predio se vienen realizando excavaciones en búsqueda de víctimas de la última dictadura, en colaboración con Vialidad Nacional, el Instituto Nacional de Tecnología Industrial y el municipio local, reportó por su parte la agencia de noticias Télam.

Los restos de Galañena Hernández habían sido encontrados en junio del año pasado en el mismo predio en el que se concretó el hallazgo reciente, junto con los cadáveres de los argentinos María Rosa Clementi de Cancere -empleada entonces de la Embajada de Cuba- y Ricardo Manuel González, también secuestrados durante el mes de agosto de 1976 y hasta ese momento aparecían como desaparecidos.

En todos los casos los restos se hallaron en tambores de 200 litros de capacidad rellenados con cemento, la cual constituyó una práctica sistemática y exclusiva de los represores que actuaron en Orletti para el ocultamiento de las víctimas asesinadas, indicaron las fuentes judiciales.

Las tareas de búsqueda se realizaron en el marco de la «megacausa» que tramita el magistrado Rafecas por delitos de lesa humanidad cometidos en la órbita del Primer Cuerpo de Ejército que fue reabierta tras la derogación y declaración de «nulidad insalvable» de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, recuerda Télam.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*