La vida continúa

Texto: Angela Santiesteban Blanco
Fotos Sailyn Hidalgo

Hace unos días, específicamente el 14 de junio, una compañera me comentó sobre la celebración de un cumpleaños en el reparto Sueño, al que decidí ir y hacer este trabajo periodístico.
Quizás a muchos les asombre y se pregunten cuál es el hecho noticioso o relevante del caso, si todos los días en nuestro país cientos de niños cubanos cumplen años, y sus padres les hacen fiestecitas para que compartan con sus amiguitos y familiares.
Pero, esta vez la celebración tiene un motivo diferente, Yeral Jorge Rodríguez Rubio, quien vive en Independencia # 116, entre Cuarta y Avenida, cumplía seis añitos de edad, y los compañeros de su papá decidieron celebrarle el onomástico.
Jorgito, es el descendiente de uno de los integrante del Cuerpo de Protección y Vigilancia del MINAL, quien falleció en un accidente laboral hace unos siete meses, en la fábrica de cervezas santiaguera.
Ariel Salazar Bandera, Secretario del Buró Sindical de la Agencia, narró cómo surgió la idea de hacerle la fiesta.
“Realmente la pérdida fue muy dura para nosotros y para su familia, hemos tratado de apoyarlos y ayudarlos en la medida de nuestras posibilidades, por ejemplo ellos fueron afectados por el huracán Sandy, y rápidamente le brindamos nuestra cooperación.
“Luego en una reunión de la Sección Sindical surgió espontáneamente la proposición de hacerle el cumpleaños al niño, y la voz se fue corriendo y el resto se sumó a la propuesta. “Nosotros aportamos de la estimulación en divisa, un dólar al programa materno-infantil, y nos dimos a la tarea de recoger en vez de uno, dos, con el objetivo de hacerle la fiesta y algunos regalos a Yeral y el resto destinarlo a un donativo para los niños con enfermedades oncológicas.
“En la Agencia le pusimos el mote de El niño Agente, y con este presente tratamos de alegrarle la vida, porque esta continúa. Es una celebración como otra cualquiera, con dulces, refrescos pastelitos, caramelos, payasos, y un pequeño espectáculo danzario”.
Aquí termina la historia y creo haber logrado que ustedes entiendan el por qué de mi interés en reseñar este cumpleaños, un cumple lleno de una gran sensibilidad humana, solidaridad, compañerismo, amor y bondad, que solo sucede en un país como Cuba, donde prima la amistad y el deseo de ayudar a quien lo necesite.
Lamentamos mucho que Yeral no tenga a su papá biológico a su lado, pero a la vez sabemos que tiene 443 papás, miembros de esa Agencia que lo sabrán acompañar en cada momento de su vida.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*