Archivo por meses: Junio 2013

El Tazón del Abuelo

Tomado de Frases para curar tu alma

El abuelo se fue a vivir con su hijo, su nuera y su nieto de cuatro años. Sus manos te…mblaban, su vista se nublaba y sus pasos flaqueaban. El abuelo y su familia se reunían todos los días para comer; pero sus manos temblorosas y la vista enferma le causaban dificultades para alimentarse. La comida caía de su cuchara al suelo y, cuando intentaba tomar el vaso, derramaba el contenido sobre el mantel.

El hijo y su esposa se cansaron de la situación. “Tenemos que hacer algo con el abuelo”, dijo el hijo. “Ya he tenido suficiente. Derrama la leche, hace ruido al comer y tira la comida al suelo”. Así que el matrimonio decidió poner una pequeña mesa en una esquina del comedor. Ahí, el abuelo comía solo mientras el resto de la familia disfrutaba a la hora de comer. Como el abuelo había roto varios platos, su comida se la servían en un tazón de madera. De vez en cuando, miraban hacia donde estaba el abuelo y podían ver algunas lágrimas sobre su rostro triste, mientras intentaba alimentarse solo. Sin embargo, las únicas palabras que la pareja le dirigía eran fríos llamados de atención cada vez que dejaba caer el tenedor o la comida.

El niño de cuatro años observaba todo en silencio.
Una tarde antes de la cena, el papá observó que su hijo estaba jugando con unos trozos de madera en el suelo. Le preguntó: “¿Qué estás haciendo, hijo?” Con la misma dulzura el niño le contestó: “Ah, estoy haciendo un tazón para ti y otro para mamá para que cuando sean como el abuelo, yo les pueda servir la comida en ellos. Sonrió y siguió con su tarea.

Las palabras del pequeño golpearon muy fuerte a sus padres, quebrantando sus corazones de tal forma que quedaron sin habla. Las lágrimas rodaban por sus mejillas y a pesar de que ninguna palabra se dijo al respecto, ambos sabían lo que tenían que hacer.
Esa tarde el esposo tomó gentilmente la mano del abuelo y lo guió de vuelta a la mesa de la familia. Por el resto de sus días ocupó un lugar en la mesa junto a ellos. Y, por alguna razón, el matrimonio no se molestaba más cada vez que el tenedor se caía, la leche se derramaba o se ensuciaba el mantel.

Los niños son altamente perceptivos. Sus ojos observan, sus oídos siempre escuchan y sus mentes procesan todos los mensajes. Si ven que proveemos un hogar feliz para todos los miembros de la familia, ellos imitarán esa actitud por el resto de sus vidas. Los padres y madres deben escucharlos, ya que muchas veces Dios nos quiere llamar la atención o decirnos algo a través de ellos, no seamos orgullosos pensando que sólo son niños, tengamos la suficiente sabiduría para analizar y meditar el mensaje que un niño nos puede dar.

Seamos constructores sabios y modelos a seguir.

He aprendido que la actitud y las palabras de un niño, pueden cambiar una vida. He aprendido que aún tengo mucho que aprender.

“Cuando derramas amor, las personas que lo reciben jamás olvidarán lo que les hiciste sentir” y habrás logrado lo más hermoso: la sonrisa y la aprobación de Dios”

Una ley asesina y que desajusta

Por: arnaldomirabal

En mi barrio hay conmoción. Desde hace unos días una joven engrosa la lista de los miles de cubanos que han perdido la vida, un familiar, o un miembro de su cuerpo, debido a la asesina Ley de Ajuste Cubano.

Su belleza y gracia era tal, que tras su paso los hombres quedaban embobecidos. Pero desde que su esposo emigró, ella se obsesionó con marcharse de Cuba a toda costa. Varios intentos fallidos no le amedrentaron.

Una mala decisión puede cambiar tu vida en apenas un segundo. Bien lo sabe mi joven vecina. Cómo olvidar aquel día amargo, en que fue la primera en avistar la lancha que consumaría su sueño…y a la larga el mayor de sus errores: sostener la soga de la embarcación, minutos antes de que aparecieran los guardafronteras cubanos.

La lancha hizo lo indecible por evitar la captura, aunque lo indecible significara lanzar una mujer al agua, pasarle por encima, y con las hélices arrancarle un brazo de cuajo.

Quienes practican el tráfico ilegal de personas son tan asesinos, como el gobierno de un país que niega visas, en su hipócrita discurso, sin dejar más salida a los cubanos que lanzarse al agua a cualquier precio. Solo después se darán cuenta que a veces el precio puede ser demasiado alto…

Hay preguntas que por evidentes no debieran hacerse. ¿Para qué preguntarnos cuál sería la reacción del continente si se aplicara a todos los latinoamericanos “las bondades” de la Ley de Ajuste Cubano? ¿Alguien pone en duda el éxodo masivo que produciría semejante anuncio?

Pero a los Estados Unidos solo le interesa desestabilizar a la pequeña nación caribeña. Por una parte, estimulan a los cubanos a atravesar el Estrecho de la Florida, a costo de sus propias vidas, mientras que limitan el número de visas a quienes deseen abandonar el país de forma legal y segura.

Cuando la historia la cuenten los buenos, al final vencedores, como asegura Silvio Rodríguez, este engendro de ley pasará a la historia como la más asesina de todas, incluso más que el propio bloqueo económico.

Hay que nacer de esta orilla para entender cuántos cubanos han perecido sin dejar rastro. A mis ojos no existe diferencia entre las desapariciones por los regímenes militares sudamericanos, aupados por USA, y los ahogados en las corrientes del golfo en busca del sueño americano.

En mi barrio hay una calle con varias casas cerradas para siempre. Un grupo de mujeres, niños y jóvenes decidieron partir. Luego de los abrazos y lágrimas que siempre afloran ante las despedidas, se adentraron en el mar. Han pasado varios años, y hasta hoy nada se sabe. Los familiares y vecinos no pierden la esperanza de que algún día reciban alguna llamada, desde algún país.

Otros en cambio no son tan optimistas, y entienden que el mar se los tragó, y que es muy celoso de sus presas.

Como cubano, reconozco que me falta un pedazo de mi historia; que me la arrebataron en los difíciles años 90, cuando desde los puentes de mi ciudad se aglomeraban las personas para despedir a los balseros. Las imágenes que me llegan son de medios de prensa extranjeros, los nacionales nada dijeron de aquel alud que se echó a la mar.

Quisiera conocer más de aquellos días. Son muchas las historias que se cuentan, y muchas las que quedaron en el fondo del gran azul. Miles llegaron sanos y salvos, otros desaparecieron para siempre, o como mi vecina, llevan una herida de la que nunca sanarán.

La vida continúa

Texto: Angela Santiesteban Blanco
Fotos Sailyn Hidalgo

Hace unos días, específicamente el 14 de junio, una compañera me comentó sobre la celebración de un cumpleaños en el reparto Sueño, al que decidí ir y hacer este trabajo periodístico.
Quizás a muchos les asombre y se pregunten cuál es el hecho noticioso o relevante del caso, si todos los días en nuestro país cientos de niños cubanos cumplen años, y sus padres les hacen fiestecitas para que compartan con sus amiguitos y familiares.
Pero, esta vez la celebración tiene un motivo diferente, Yeral Jorge Rodríguez Rubio, quien vive en Independencia # 116, entre Cuarta y Avenida, cumplía seis añitos de edad, y los compañeros de su papá decidieron celebrarle el onomástico.
Jorgito, es el descendiente de uno de los integrante del Cuerpo de Protección y Vigilancia del MINAL, quien falleció en un accidente laboral hace unos siete meses, en la fábrica de cervezas santiaguera.
Ariel Salazar Bandera, Secretario del Buró Sindical de la Agencia, narró cómo surgió la idea de hacerle la fiesta.
“Realmente la pérdida fue muy dura para nosotros y para su familia, hemos tratado de apoyarlos y ayudarlos en la medida de nuestras posibilidades, por ejemplo ellos fueron afectados por el huracán Sandy, y rápidamente le brindamos nuestra cooperación.
“Luego en una reunión de la Sección Sindical surgió espontáneamente la proposición de hacerle el cumpleaños al niño, y la voz se fue corriendo y el resto se sumó a la propuesta. “Nosotros aportamos de la estimulación en divisa, un dólar al programa materno-infantil, y nos dimos a la tarea de recoger en vez de uno, dos, con el objetivo de hacerle la fiesta y algunos regalos a Yeral y el resto destinarlo a un donativo para los niños con enfermedades oncológicas.
“En la Agencia le pusimos el mote de El niño Agente, y con este presente tratamos de alegrarle la vida, porque esta continúa. Es una celebración como otra cualquiera, con dulces, refrescos pastelitos, caramelos, payasos, y un pequeño espectáculo danzario”.
Aquí termina la historia y creo haber logrado que ustedes entiendan el por qué de mi interés en reseñar este cumpleaños, un cumple lleno de una gran sensibilidad humana, solidaridad, compañerismo, amor y bondad, que solo sucede en un país como Cuba, donde prima la amistad y el deseo de ayudar a quien lo necesite.
Lamentamos mucho que Yeral no tenga a su papá biológico a su lado, pero a la vez sabemos que tiene 443 papás, miembros de esa Agencia que lo sabrán acompañar en cada momento de su vida.

El día de los padres nació en Cuba de la poesía de una mujer

Por: Lydia Esther Ochoa

La primera vez que se celebró en Cuba el Día de los Padres fue en el año 1938. Por la sensibilidad con que debía estar enmarcado, tenía que ser una poetisa quien diera vida al homenaje a nuestros progenitores, que desde entonces tendría lugar el tercer domingo de junio, y precisamente esa primera vez resultó el día 19 del sexto mes del año.

La poetisa Dulce María Borrero de Luján fue la pionera de la conmemoración, teniendo en cuenta que ya las madres tenían su día el segundo domingo de mayo, mes de las flores, resultó una idea excelente escoger al tercer domingo de junio, mes de inicio del verano, para congratular a los padres.

La iniciativa fue de la norteamericana Sonora Dood en 1909, pero la idea de dedicar un día del año a los padres fue recibida en Cuba con entusiasmo y se escogió al tercer domingo de junio, al igual que en otros países de la América Latina y el Caribe, Estados Unidos, Canadá, y en naciones de Europa como Francia; Asia, incluyendo a la República Popular China, y África, a Etiopía.

Independientemente del significado sentimental, y al igual que ocurrió con el Día de las Madres, los comerciantes acogieron también con beneplácito la celebración que podría reportarles, y de hecho así fue, buenos dividendos, y cada año mejoraban la gestión de venta para obtener más ganancias con la venta de regalos para los padres.

Al margen de ese tono comercial, el Día de los Padres no ha perdido en Cuba la génesis de su concepción y las muestras de cariño y admiración hacia nuestros progenitores se suceden en todo el país cada tercer domingo de junio, un día sagrado dedicado a enaltecer a los hombres que escuchan de los hijos el tierno apelativo de papá o papi, y se sienten emocionados que han cumplido bien la obra de la vida junto a su compañera.

Hija y hermana de poetas, Esteban y Juana; Dulce María Borrero nació en 1883 y falleció en 1945. Solo publicó un libro de poesía “Horas de mi vida”, que le valió el primer premio y medalla de oro de la Academia Nacional de Artes y Letras, institución de la que llegó a ser uno de sus miembros.

Fue una sobresaliente luchadora de los derechos de las cubanas y en los artículos “La fiesta intelectual de la mujer, su actual significado, su misión ulterior” y “La mujer como factor de paz” defendió el excelente criterio de que sus contemporáneas tuvieran acceso a la educación y la cultura.

Iniciadora de la celebración en Cuba del Día de los Padres el tercer domingo de junio, la poetisa Dulce María Borrero de Lujan fue también una gran pedagoga, bibliógrafa, publicista, conferencista, dibujante y pintora de flores y naturalezas muertas.

Periodistas santiagueros en el cuartel de Concha

Texto y Fotos: Angela Santiesteban Blanco

Hoy 14 de junio, en las últimas horas de la tarde, una representación de los periodistas de la provincia de Santiago de Cuba, realizamos un trabajo voluntario en el antiguo Cuartel de Concha, que quedará completamente remozado y convertido en la Galería del Centenario, perteneciente al complejo monumental 26 de Julio.

Con la alegría que caracteriza a los santiagueros, entre chistes, cuentos y memorias de los hombres y mujeres de pluma en ristre, en poco más de una hora y media, cumplimos con el objetivo propuesto, contribuir con nuestra labor a que sigan avanzando las construcciones de las obras que se acometen en la sur oriental provincia, para saludar el Día de la Rebeldía Nacional.

Olguita, José, la china Carmen Yero, la Bolerí, Gaínza, para muchos de nosotros Mingo, Nara, Lourdes, Yisell, entre otros más, unimos fuerzas, y tuvimos una tarde muy productiva, junto a nosotros compartió la faena la pequeña Kisbel, que ya se empina en las andanzas del gremio.

Como les comenté al principio de este trabajo, laboramos en el cuartel de Caballeriza José Gutiérrez de la Concha, conocido popularmente como el Cuartel de Concha, el que paso a paso, se va convirtiendo en la primera Galería de gran formato de Santiago y se me antoja compartir con ustedes los siguientes datos:
Está ubicado en la calle Trinidad, entre Avenida de los Libertadores y Avenida Moncada, en el área Monumental 26 de Julio, es el inmueble más viejo que existe dentro de este perímetro y posee altos valores patrimoniales.
Esta edificación se anuncia como uno de los nuevos espacios culturales más importantes en los jolgorios por el aniversario 60 de los Asaltos a los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, y los 500 años de fundada la Villa de Santiago de Cuba.
En la remodelación se hallaron el sitio algunos objetos enterrados como botellas, fragmentos de metal, casquillos de balas, plomo, tijeras, clavos, jeringuillas, fragmentos de cerámicas y vidrios, entre otros.
La labor que se realiza trata de respetar las características originales del inmueble, aunque al ser una galería de arte se emplearán elementos de iluminación dirigida hacia las diferentes obras.
Dentro de muy poco, este recinto se convertirá en orgullo se los santiagueros, gracias al empeño de muchas personas.