Archivo por meses: Agosto 2013

Cubanos sueltos y sin vacunar en las redes sociales

Escrito por Yohandry Fontana
A estas alturas, ya la CIA sabe que resbalé en mi motico eléctrica en 23 y G, en La Habana, y me partí una pierna y dos costillas. En Facebook, comenté mi abrupta caída con varios amigos, además de pasar algunos correos a colaboradores del blog para informarles que no estaría como era habitual.

Y todo por culpa de Facebook, que ahora le ha dado por vender nuestros datos, o traficarlos, es lo mismo, con más de 74 países, a los cuales les ha pasado información de más de 38 mil usuarios.

Es Estados Unidos el que más información le ha solicitado a Facebook, y de esta filtradera de datos a las agencias de inteligencia no escapan Twitter y Google.

Se confirma lo que han dicho muchos especialistas en Cuba y todo el mundo: Facebook, Google, Twitter y otras redes sociales son parte del entramado espía de la mayor potencia del mundo.

¿Nos iremos de estas redes? Claro que no. Yo, por mi parte, seguiré hablando con mis amigos de mi recuperación, de futuros trabajos del blog y de mil cosas más. Al final, Cuba no pide datos de usuarios en la Isla a Faceboook.

¡Estamos sueltos y sin vacunar en las redes sociales!

Yohandry Fontana

La Habana

Amuletos y talismanes en el imaginario social cubano

Por: Gerardo E. Chávez Spínola
Fuente: CUBARTE

En su cotidiana y eterna búsqueda de significados, el ser humano muestra extraordinaria tendencia a elaborar valores con gran multiplicidad de formas. Entre estas ha estado siempre incluida, la convicción que las leyes naturales pueden alterarse mediante conocimientos, facultades, rituales y procedimientos especiales, de carácter sobrehumano y preternatural.

Dentro de la extrema variedad y complejidad de tradiciones utilizadas por los más diversos grupos humanos que han habitado nuestro planeta, siempre estuvieron presentes aquellos, cuyas doctrinas aseguraban la posibilidad de obtener el conocimiento y la comprensión de los secretos que rigen las leyes de la naturaleza. De esta manera todo un repertorio de objetos, conceptos, procedimientos y rituales, fueron perdurando y modificándose a través de los tiempos y las generaciones, hasta quedar instalados en el imaginario colectivo de los grupos sociales practicantes de estas creencias. Entre los significados más típicos y distintivos de estas corrientes de pensamiento, han tenido gran difusión los símbolos y en paralelismo con ellos, preferencia universal los amuletos y talismanes.

Diferencias entre amuletos y talismanes

Muchas pueden ser las interpretaciones y variadas las definiciones conceptuales, que al paso de los siglos se han insertado en el imaginario social cubano, sobre las diferencias entre amuletos y talismanes. Es muy posible que para los no adentrados en estas materias, signifiquen más o menos la misma cosa, pero quienes tienen ya algún entendimiento sobre estas creencias, conocen muy bien sus diferencias.

De esta manera, en el consenso más generalizado para los informados, el amuleto tiene un propósito muy general y puede utilizarlo cualquiera. El talismán preferentemente se confecciona por un entendido. Ya sea un sacerdote de culto religioso (o cualquier otro “maestro de artes místicas”, según la línea de pensamiento que se trate). El talismán se crea para un propósito muy específico y generalmente para una persona en particular. Aunque también es posible la confección de talismanes por practicantes y seguidores, más siempre bajo indicación, o recetas creadas por quienes poseen mayor conocimiento.

Así los cubanos hemos mantenido a lo largo de toda la historia vivida como pueblo, muchas de las tradiciones que nos legaron nuestros ancestros. Algunas ya se han perdido, con el paso de los tiempos y las generaciones. Otras perviven casi sin darnos cuenta, en las profundidades de ese inconsciente colectivo, que nos hace ser como somos y no como creemos que los demás quisieran vernos; o viceversa.

Amuletos tradicionales cubanos

Al igual que en casi todas partes del mundo, en Cuba la función de un amuleto sería la de alejar las malas influencias, la mala suerte, los malos ojos y por el contrario, atraer todo lo positivo: amor, fama, fortuna, salud, prosperidad y seguridad. De esta manera, tal y como se han venido insertando desde hace ya algunos siglos, en el imaginario social de algunos de los grupos humanos que integran la población y siguen estás tradiciones, teníamos amuletos para:

Atraer la Buena Suerte

La Herradura

La herradura de hierro, algunas veces forrada con cinta roja, otras simplemente descubiertas en el metal, suele colocarse en muchas casas cubanas usualmente detrás de la puerta. Los más viejos decían, que debía haber sido usada para que conservase su poder. Según dicta la tradición popular, las puntas han de estar hacia abajo, para que surta verdadero efecto. Algunas veces, los más creyentes en este amuleto, le llevan encima en minúsculas réplicas con cadenas al cuello, o en pulseras como adorno femenino.

Los Elefantes

Para la buena suerte también es muy común en algunas las casas cubanas, colocar en algún lugar de la sala un elefante de cerámica, o una manada de ellos, pues algunos piensan que esto multiplica el efecto. Pero debe tenerse buen cuidado que los paquidermos queden colocados con los fondillos hacia la puerta de entrada de la casa, que es como la creencia popular indica que ejercen su efecto benefactor.

Contra las brujas en Cuba

Desde la época colonial y hasta bien entrada la etapa republicana, en algunas regiones rurales de Cuba, las brujas llegaron a ser especialmente temidas, porque se decía que gustaban de llevarse a los niños pequeños para chuparles los ombligos, especialmente si no estaban bautizados. Esto trajo por consecuencia el desarrollo todo un repertorio de protecciones contra las brujas (1).

Brujas, impedir su entrada

Hace mucho tiempo atrás era creencia popular campesina, colgar tijeras abiertas detrás de la puerta. Para alejar las brujas, e impedir que entren en la vivienda.

Brujas, impedir sus daños

También en aquellos tiempos, era muy común colocar una tijera debajo de la almohada de los niños pequeños, para impedir que las brujas se los llevasen, o que les chuparen la sangre por el ombligo, como era de común creencia entre los habitantes de los campos cubanos (2).

Brujas y visitas, alejarlas

Era costumbre además, colocar la escoba detrás de la puerta para que no entrasen brujas. En campos y ciudades de toda Cuba, todavía muchos tienen la certeza que, colocando una escoba detrás de la puerta con las celdas hacia arriba, puede alejar visitas indeseables.

Proteger del mal de ojos

En casi toda Iberoamérica y por supuesto, en el imaginario social cubano, para una gran parte de la población, el mal de ojo consiste en la descarga de un determinado fluido magnético, proveniente de una persona que profesa sentimientos de odio, o de envidia, lanzado de manera consciente o inconsciente, con el potencial suficiente, como para ocasionar un estado de desequilibrio energético (malestar-enfermedad), en la persona que lo recibe. Las tradiciones populares han difundido un extenso repertorio de remedios para este mal, entre los cuales se encuentran conocidos amuletos:

El Azabache

Es común en estas tierras del Caribe insular, colocarle un azabache a los bebitos, aunque generalmente es usado por niños y por las mujeres hermosas como resguardo. Es creencia popular, que si el azabache se parte o desarma sin causa aparente, significa que alguien trató de hacer mal de ojos a quien lo porta y el amuleto cumplió su función, al absorber las energías malignas (3). De inmediato se le suministra otro.

Los Ojitos de Santa Lucía

Delicadas prendas en forma de un par de ojos, confeccionadas habitualmente en metal dorado o plateado, para colgar de una cadenita en el cuello, o como prendedor en la ropa, que de hecho simbolizan los “ojitos de santa Lucía”, como se les conoce por la población seguidora de estas creencias. Generalmente en Cuba se utilizan junto al azabache y se agrega al conjunto una cuentecilla roja, que en este caso simboliza al coral rojo (actualmente en veda permanente como protección a la especie), también amuleto contra el mencionado maleficio (4).

Los cayajabos

Desde el México prehispánico ya era utilizada, y en Cuba aun se usa, la semilla de “cayajabo” (Canavalia cubensis), conocida como “mate” en La Ciudad de La Habana, como protección contra el mal de ojo. El cayajabo es planta leguminosa trepadora de la familia de las papilionáceas, que tiene forma de enredadera alta, común en los bosques de montaña de todo el país, cuya vaina contiene éstas semillas rojas, muy duras, con una lista negra a lo largo del grano (5).

Con toda intención se han mostrado en éstas referencias anteriormente brindadas, algunos amuletos de gran aceptación no solo en Cuba, sino en toda Iberoamérica, por no decir en gran parte del mundo. A continuación se presentan algunos talismanes, de manera que se tenga buena cuenta de sus diferencias. Aunque es bueno advertir, que en el argot popular, en la mayor parte del territorio, no se les conoce como talismanes, sino que poseen diversas denominaciones, según el nivel instructivo, la tendencia cultural, preparación y creencias de cada cubano.

Talismanes cubanos, polvos y almohadillas

Aunque en Cuba realmente existen talismanes fabricados de un objeto unitario, como ocurre en el resto de Latinoamérica, el Caribe y gran parte del mundo, las tradiciones que nos han legado las corrientes de pensamiento afrodescendientes y en parte también las españolas, han hecho más frecuentes el uso de polvos y almohadillas con los mismos propósitos. En el imaginario popular cubano, existe un repertorio gigantesco de estos “atractores”, de entre los cuales se encuentra esta pequeña muestra.

Talismanes atractores del sueño

Sueños buenos, obtenerlos

Consiste este talismán en una pequeña bolsa de de tela, dentro de la cual se guarda un polvo macerado, conteniendo: 9 pétalos de rosa roja; 6 hojas de manzanilla; 4 hojas de romero; 1 estrella de anís; 6 hojas de artemisa secas; una nuez de clavo de olor y 6 hojas de menta. Este atractor debe guardarse dentro de una bolsa plástica cerrada, para que conserve sus propiedades, de la cual se extrae unas horas antes de dormir, para colocarlo cerca de la cabecera de la cama y sus olores guarden el sueño. Al despertarse en la mañana, se deposita de nuevo en la bolsa plástica.

Pesadillas, prevenirlas

Un huevo de gallina cuya cáscara se lava bien con agua fría, en la cual se escribe por fuera el nombre de la persona con pesadillas frecuentes. Se debe colocar en un recipiente seco y colocarlo debajo de la cama donde duerme quien se va a proteger. Si a la mañana siguiente, el huevo tiene grietas o está roto, deséchelo y repita lo mismo con otro, hasta que no presente más rajaduras y cesen las pesadillas.

Talismanes protectores

Robos, impedirlos

Busque un diente de ajo grande, una ramita de enebro, otra de romero bien tierna y otra de saúco. Amarrarlo todo con una cinta roja y colgarlo en la parte interior de la puerta de entrada a la casa.

Relaciones (de pareja), mantenerlas

Colocar tres hojas de magnolia bajo el colchón. Debe hacerse antes de las doce de la noche, mientras hay luna nueva.

Talismanes con influencias mágico-religiosas

Aunque en Cuba, como ya se dijo anteriormente, no se acostumbra a llamarles talismanes, la confección de este tipo de aprestos ha sido siempre tarea de quienes tienen la preparación adecuada. Dentro del extenso abanico de creencias que se integran en lo que hoy se dado en llamar Religiosidad Popular, son ampliamente utilizados. Los sacerdotes de cultos afrodescendientes que se practican por diversos grupos de la población, son llamados “babalaos” (padres de los secretos), sus prácticas tienen carácter mágico-religioso, y se apoyan mucho en este tipo de “trabajos”, que casi siempre se realizan con elementos naturales, cada cual con sus contenidos específicos y su requisito ceremonial particular. A pesar de que existen muchas líneas de pensamiento diferentes, todas tienen en común el aspecto simbólico y se tiene muy en cuenta que la fórmula utilizada, se adapte a la persona a quien va destinada, requisito fundamental para el buen desempeño de los objetivos deseados.

Sin carácter profesional, ni religioso y solo con fines demostrativos, una pequeña muestra de este tipo de aprestos se muestra a continuación.

Éxito, lograrlo

En la Regla de Ocha (Santería cubana), Eleggua es el dueño de los caminos. Con potestad para cerrarlos o abrirlos. Bajo su consideración, para abrir los caminos del éxito a una persona, se mezclan: maíz tostado, carne ahumada, pescado ahumado, manteca de corojo, miel de abejas, ginebra, abrecaminos (polvos) y vencedor (polvos). Se cortan cuatro pedazos de papel cartucho, si se tiene un deseo específico, debe escribirse en cada uno de estos trozos de papel. Después debe colocarse en cada uno de ellos, un poco de esta mezcla y se ovillan en cuatro pequeños envoltorios. Se hace limpieza del cuerpo de la persona con estos paqueticos, comenzando por la cabeza y terminando por los píes, al llegar aquí, se dejan en el suelo. Luego se llevan a un lugar, donde las calles tengan cuatro esquinas y se deposita uno en cada esquina.

Alcoholismo, rescatar a una persona amada

En un pedazo de tela blanca se escribe el nombre completo y la fecha de nacimiento de la persona alcohólica sobre la consideración de Obatalá. Se le vierten polvos “Paz y Armonía” y “abrecaminos”. Después se envuelve y ovilla con hilo blanco, manteniéndolo por ocho días frente a este oricha. Al noveno día se le vierte bebida alcohólica, se le da candela y se dice: “según las llamas consuman el maleficio, que también me devuelvan a mi ser amado”.

Muerto que molesta, alejarlo

Sobre la consideración de Babalú se escribe en papel: “Viejo Lázaro, aleja de mi camino a los muertos que me importunan”. Se le hecha polvo Espantamuerto y Aléjate de mí. Se dobla bien el papel y enrolla con hilo blanco y azul unidos (trenzados), hasta cubrirlo todo. Se forra con tela blanca y se presenta a Osaín, por espacio de diez días. Al onceno, se entierra en patio o terreno vacío, de la manera más secreta posible, para que nadie lo saque.

Amuletos, talismanes, arquetipos, brillos y reflejos

Como es de conocimiento general, muchos piensan que estas creencias basadas en el dominio de leyes naturales mediante artes, facultades, rituales y procedimientos especiales de carácter preternatural, solo son inútiles supersticiones de mentalidades muy atrasadas. Otros sin embargo, con una mirada más abierta y desprejuiciada han comenzado a intuir, que dentro de muchas de estas tradiciones, solapados celosamente bajo el manto devocional, hay algo mucho más interesante y poderoso.

En realidad, ensalmos, plegarias y conjuros (6); hechizos, brebajes y filtros; amuletos y talismanes, han sido siempre procedimientos y prácticas cuyas motivaciones, están fuertemente ligadas de alguna manera a experiencias humanas básicas, que cualquier individuo puede llegar a experimentar en su vida. Más allá de la época, la creencia que profese, el sexo, la raza, o grupo social al cual pertenezca: amar, temer, crear, poseer, proteger, destruir, odiar, dominar, son esquemas convertidos en energías inconscientes, que buscan realizarse y primero, lo hacen habitualmente por medio de símbolos. Para algunos estudiosos de estas materias, esto les coloca por analogía en intima familiaridad con el concepto del arquetipo (7). Extraordinaria equivalencia que les permite la posesión de similares dominios y potestades.

Hay una mirada para la cual, un Hilo de Oro parece ensartar todas las creencias del mundo. Amuletos y talismanes sirven hoy como pretexto, para tratar de mostrar una de las hebras de este imbricado, sutil, eterno, místico e invisible. Pero curiosamente y como siempre ocurre, el finísimo sirgo extraído de su hilván, podrá ser vislumbrado en su profunda realidad, solo por aquellos quienes tienen ojos preparados para verlo. Los demás, solo estaremos recreándonos embobecidos, con hermosos y deslumbrantes brillos y reflejos.

¿Qué es ser periodista en Cuba hoy?

Raúl Antonio Capote

Cuba necesita una prensa revolucionaria, una prensa martiana, fidelista, libre de oportunismos, de superficialidades, que critique, que señale, que eduque, que no pida permiso, que se atreva, debe ser el látigo del corrupto, la espina en el asiento del burócrata, la vergüenza del oportunista, la pesadilla de la contrarrevolución, la maestra de la sociedad, debe ser el orgullo del patriota, el ánimo del indeciso, la fe, la unidad, el espíritu de Cuba

Reflexionando como los locos una mañana de sábado en que milagrosamente no tenía nada que hacer, – como Juan Manuel Serrat, el que tantas veces estuvo en Cuba hace unos años, el catalán antifranquista, el bueno- , busqué en el techo inspiración y me quedé colgao en las alturas, a mi techo por cierto no le iría tampoco nada mal una buena mano de pintura, como al de la canción de Serrat, y de otros materiales porque cada día se parece más a las Cuevas de Bellamar.

Después de una agria discusión con uno de nuestros desconocidos asalariados del país al norte de nuestra ínsula, que dícese cubano y periodista, y después de acumular esa pregunta durante largos meses, que se tornaron ya dos años, desde que volvimos a la realidad real mis compañeros y yo luego de la serie de televisión Las Razones de Cuba. Como estas son reflexiones un poco a lo loco, acoto, todavía hay dos o tres que creen que es una serie de ficción estilo Día y Noche o Tras la Huella, y dos o tres “periodistas” que no se han enterado que esa denuncia internacional de las actividades de guerra sucia del gobierno de los Estados Unidos, en especial la CIA contra Cuba, se pasó por la TV en el 2011, es como si fueran uno de esos aldeanos vietnamitas que llevaban 40 años en la selva escondidos y se desayunaron el otro día con la noticia de la derrota yanqui en su país.

Recuerdo una visita a una institución de nuestra prensa nacional dónde nadie tenía la más mínima idea de la denuncia, a unos días de haber concluido el último capítulo.

Fue graciosa y muy relajante porque pudimos descansar unos días, una visita que hicimos a un municipio donde ni uno solo de los compañeros de la prensa que se relacionó con nosotros sabía quiénes éramos, ni que en esos días se había realizado una contundente denuncia de los planes de la CIA contra nuestro país. Aunque nos consideramos personas modestas y sencillas, después de las indescriptibles muertas de cariño que el pueblo nos brindaba y nos brinda a raudales, el contraste era fuerte, cuando descubrimos que estábamos en el anonimato, decidimos que era una buena oportunidad para descansar luego de una larga gira por todo el país y aprovechamos para indagar, conocer, buscar en cada rincón la historia de aquel maravilloso pedazo de Cuba, un día, después de disfrutar de las bellezas de su naturaleza y la majestuosidad de sus sitios históricos, luego de compartir con su pueblo, un compañero de la televisión local nos descubrió, ese sí, un avispado trabajador de los medios acabó con nuestro plan de anónimo turismo.

Terminamos en un espacio estelar de la TV local donde nuestro compañero Dalexis González (Raúl) siempre lleno de salidas insólitas, en los minutos finales señaló que aquella hermosa región de Cuba estaba llena de marabú y propuso una decena de soluciones productivas, ante la mirada estupefacta de todos y el apuro del coordinador que hacía señas y más señas porque ya había pasado el tiempo del programa, el pueblo del lugar bautizó a Dalexis con el seudo Agente Marabú y así es recordado.

Bueno, dejemos la divagación, después de la acre discusión con un mercenario que infructuosamente invitaba a retwittear su mensaje “convenzamos a capote de que él no es periodista”, luego de leer un artículo sobre actos de magia en el Coppelia habanero, después que noté como la pregunta se acumulaba peligrosamente a mis espaldas y amenazaba ya con desbordarse incontenible decidí escribir ¿Qué es ser periodista en Cuba hoy?

El Ché decía que la más alta posición en la escala de la evolución humana era ser revolucionario y que dentro de ella, valoraba el inolvidable héroe guerrillero, la de ser un revolucionario cubano era la más elevada que se podía alcanzar, lo decía sin nacionalismos baratos, lo decía un revolucionario cubano nacido en Argentina, un internacionalista.

Ser un revolucionario con ese apellido no se lograba solo con nacer en la isla, no importaba en qué lugar del mundo vieran la luz ojos humanos, era una calificación a alcanzar en una alta escala de valores, que nos honra sin dudas.

Ser revolucionario en el Mundo de hoy, en Latinoamérica, en Cuba tiene como primera condición, ser anticapitalista, luchar por un mundo mejor, salvar nuestra casa común, el planeta tierra. Creo que mejor definición de la que dio Fidel en su concepto de Revolución no es posible dar, si la Revolución es todo eso, ser revolucionario es no carecer de ninguno de esos principios y valores sabiamente enumerados por el Líder Histórico de la Revolución Cubana.

En la Cuba de hoy ser un periodista cubano entraña un muy serio compromiso, no se puede ser un periodista cubano y no ser revolucionario en todo el sentido de la palabra.

La Prensa cubana tiene una larga y rica tradición, es una prensa nacida de la cultura, de las ideas, del combate. No se concibe a un periodista cubano cobarde, acoquinado, oportunista, guataca, el pueblo, de donde forman parte indisoluble vela por eso, no se concibe un periodista cubano inculto, superficial, banal, el pueblo del que forman parte vela por eso y les exige y les juzga con todo el derecho que le da ser madre nutricia de ese periodismo.

No se puede ser uno de esos que piden permiso hasta para dar las gracias.

El mercenario que intentaba, falto de ideas y argumentos, ofenderme y decía que no soy periodista, coincide con alguno de los nuestros, de los que comparten un puesto en el combate diario por Cuba, estoy de acuerdo, me falta mucho para ser un periodista, no estudié esa carrera en la Universidad (principal argumento en contra), acaso José Martí o Fidel Castro, dos de nuestros más excelsos periodistas se graduaron de alguna Universidad en esa carrera. Pudiera citar cientos de ejemplos en el jornalismo patrio.
Conozco a muchos insuperables, valientes, cultos y revolucionarios hombres y mujeres de la prensa, graduados de nuestra excelente escuela de periodismo, de ellos intento aprender día a día, ellos son nuestros maestros y guías en esta difícil arte de decir la verdad, de informar y hacer Revolución desde las páginas de los medios a nuestro alcance.

Mucho del mejor periodismo que en Cuba se hace hoy, está en los llamados medios alternativos revolucionarios, desde los blogs se intenta hacer algo, se intenta librar batalla, a pesar de vanidades, inmadureces lógicas e ilógicas y oportunismos velados y abiertos, pero esos defectos que es sano señalar son excepción en una blogosfera que tiende a ser y es cada día más culta, atrevida, comprometida, en fin más revolucionaria.

No quiero caer en el error de dogmatizar el concepto y erigirme en defensor a priori de los no titulados. Creo sinceramente que lo que está ocurriendo en la blogosfera cubana y en otros medios alternativos, lo que están haciendo en estos medios nuestros periodistas graduados o no, debería ser observado con detenimiento e imitado por todos, deberíamos aprender de lo que se está haciendo allí (y falta mucho también no seamos triunfalistas)

Cuba necesita una prensa revolucionaria, una prensa martiana, fidelista, libre de oportunismos, de superficialidades, que critique, que señale, que eduque, que no pida permiso, que se atreva, debe ser el látigo del corrupto, la espina en el asiento del burócrata, la vergüenza del oportunista, la pesadilla de la contrarrevolución, la maestra de la sociedad, debe ser el orgullo del patriota, el ánimo del indeciso, la fe, la unidad, el espíritu de Cuba, el futuro de la Revolución depende en buena medida de que así sea.

En la difícil tarea del curar el alma del hombre, enferma tras siglos de egoísmos, represiones, limitaciones, enajenaciones impuestas por la sociedad dividida en clases, en la difícil batalla por librar al hombre de las trabas heredadas por la servidumbre de milenios, en la lucha por transformar al humano de mercancía en ser humano de nuevo, en la pelea contra los demonios que atenazan el espíritu sin dejarle volar libre, como es su esencia, para lo que fuimos creados o nacidos, la prensa revolucionaria es soldado de primera fila y nunca impedimenta.

No se puede ser periodista en la Cuba de hoy sin ser revolucionario, sin ser un revolucionario cubano, honremos la valoración que de nosotros hizo un día el inolvidable Comandante Ernesto Ché Guevara, y alcancemos la condición de Periodistas Cubanos, los primeros en la verdad, en el combate de ideas, en el amor del pueblo, en la construcción del socialismo.

Denuncian la exigencia de test de VIH para futuros estudiantes de Salud Pública

Una carta que denuncia ante el Ministro de Salud Pública de Cuba el requisito discriminatorio de solicitar un test de VIH a jóvenes que pretendan estudiar determinadas especialidades de ese sector, pone en evidencia la necesidad de incluir explícitamente en la legislación laboral el derecho al trabajo sin importar la condición serológica de las personas.

La misiva que me hizo llegar un activista y cuya veracidad acabo de confirmar, la firma el MSc. Juan Raúl Valdés Triguero, especialista de la Línea de Apoyo a Personas que Viven con VIH/sida, del Centro Nacional de Prevención de las ITS/VIH/sida, quien censura un procedimiento erróneo del Ministro de Educación Superior para la captación de aspirantes a la carrera de Tecnología de la Salud.

Esta medida contraria a las políticas inclusivas del Estado cubano, y que el experto define como “una verdadera involución de todos los logros obtenidos en el liderazgo de salud en la Respuesta al VIH/Sida”, demuestra la trascendencia de incluir de manera expresa también este tema en el futuro Código de Trabajo ahora en discusión, tal y como plantean otros activistas.

Lo increíble del caso es que semejante barbaridad ética, violatoria de derechos humanos elementales, fue expuesta por una funcionaria de Salud Pública en un programa televisivo local de la capital del país, de acuerdo con la citada queja de Valdés Triguero.

Hasta donde conocemos, todavía no hay una respuesta a esta reclamación ni por el titular de Salud, ni por alguna otra autoridad competente.

Esperamos contribuir con su publicación no solo a la rectificación de este agravio, sino también a que reflexionemos sobre cuántas otras disposiciones discriminatorias hacia las personas con VIH pudieran estar en vigor en organismos estatales por decisiones unilaterales, sobre las cuales no es posible reclamar desde el punto de vista legal si no existe un amparo jurídico para quienes sufren tales desmanes.

A continuación, el texto íntegro de la misiva:

La Habana, 7 de Agosto de 2013.

“Año 55 de la Revolución”

“A nadie debe cerrarse, ni siquiera con fútiles pretextos, la puerta de hacerse útil a la patria”

Carlos Manuel de Céspedes.

Estimado Ministro de Salud Publica.

Dr. Roberto Morales Ojeda.

Sé de su apretada agenda en este verano, pero no podemos dejar otras cuestiones que son vitales en los umbrales del nuevo proceso docente que se iniciara en septiembre.

Desde que se diagnostico el primer caso de VIH/Sida en el mundo, comenzó una tenaz lucha para esclarecer que la epidemia que afecta a la humanidad no es una limitante para trabajar ni estudiar. Es un consenso global recogido en todos los conclaves mundiales y un criterio unánime en todas las autoridades que conforman la Respuesta Ampliada en nuestro país.

El test de VIH debe ser aplicado cumpliendo dos principios básicos. Consentimiento informado y Confidencialidad.

Un principio básico en el mundo del trabajo es que no debe orientarse test de VIH para solicitar empleo o estudio.

¿Porque entonces permitimos que una funcionaria de Salud Publica, en la Televisión (Canal Habana, Programa Noticias del 7 de agosto), exponga que el test de VIH es un requisito de ingreso para estudiar Tecnología de la salud? Es una verdadera involución de todos los logros obtenidos en el liderazgo de salud en la Respuesta al VIH/Sida.

Sé que de forma obsoleta y arbitraria aparece este procedimiento en el Capítulo II, Articulo 57 del Manual de Secretarías, del Ministro de Educación Superior, que está vigente, pero es un lamentable error en la legislación y se deberá trabajar para su enmienda.

Le podemos preguntar a los que están al frente de la captación de los futuros Tecnólogos de la Salud:

¿Qué harán si algún resultado del examen que presenten los futuros estudiantes es positivo?

¿Qué esperan hacer con las Personas que Viven con VIH que deseen estudiar Tecnología de la Salud?

¿Qué utilidad tiene presentar un test de VIH realizado, si el resultado del examen no puede ser relevado sin el consentimiento de la persona?

¿Qué resultado del test de Elisa o Western Blot se revela, fuera de la autoridad sanitaria?

Muchas preguntas más les podríamos realizar, pero me limitaré a recordarle el contenido del Lineamiento 154 del Congreso del Partido comunista de Cuba*.

Compañero ministro, el VIH/Sida es una Enfermedad Crónica Transmisible y puede dar como resultado la muerte, pero Cuba y el Programa que usted dirige mantienen vivos a más de 17 mil Personas con VIH, con esfuerzos inigualables en el mundo.

No permitamos que un procedimiento descontextualizado frustre la vida de muchos jóvenes a los que les brindamos salud.

No pretendo que usted de respuesta a esta carta, como especialista en Salud Pública y revolucionario estoy en el deber de informarle.

Confiado de su sabiduría y liderazgo,

Respetuosa y revolucionariamente,

MSc. Juan Raúl Valdés Triguero.

Línea de Apoyo a Personas que Viven con VIH/sida

Centro Nacional de Prevención de las ITS/VIH/sida

* Lineamiento 154: Elevar la calidad del servicio que se brinda, lograr la satisfacción de la población, así como el mejoramiento de las condiciones de trabajo y la atención al personal de la salud. Garantizar la utilización eficiente de los recursos, el ahorro y la eliminación de gastos innecesarios.

Médicos en Brasil: Camino a las alturas

JOSE ANGEL ALVAREZ CRUZ

Sentimientos encontrados y mucho revuelo ha causado la llegada del contingente médico cubano a tierras brasileñas. Fueron 400 galenos de un total de cuatro mil que se prevé que presten servicios en la nación sudamericana.

Las reacciones del Colegio Médico de ese país han sido algo dispersas pero redundan en desacuerdo con la presencia de los profesionales de la Isla, a quienes califican de deficientes en su labor y usurpadores de puestos de trabajo.

También los han llamado esclavos por aceptar trabajar en sitios apartados de y agrestes, donde la atención es casi nula. Ellos al parecer desconocen la vocación humanista en la formación de los hombres y mujeres de batas blancas en Cuba.

Hoy lamentablemente leí que abucheaban a un médico antillano de piel negra un grupo de jóvenes graduados de medicina de una universidad brasileña, pensé cuanto de desprestigio puede detallarse en una acción como esta. Por suerte las autoridades del gigante sudamericano han advertido que no tolerarán acciones como estas.

Tal vez a algunos que asumen actitudes de este tipo valdría la pena enseñarles que según la ONU y la Organización Mundial de la Salud, Cuba ocupa el puesto 37 en la evaluación de los Sistemas de Salud de todos los países del mundo, mientras Brasil aparece en el 129.

También se le podría explicar y documentar que la Isla mantiene programas de colaboración médica en 58 países de todos los continentes y que la mejoría en los índices de sanidad son apreciables y reconocidos por las propias naciones.

No estaría mal incluso recordarles, o hacerles saber que países como Qatar, con uno de los estándares de vida más altos del mundo y un desarrollo al nivel más elevado, cuentan con colaboradores cubanos en su sistema de Salud.

De todas formas el tiempo dará una prueba y al final veremos como la propia población beneficiada agradece y la misión de los galenos antillanos allí terminará siendo un éxito. Ante la profesionalidad y humanismo de nuestros galenos esta actitud agresiva perderá, como pasa con todas, siempre es igual.