Archivo por días: 22 Agosto 2013

¡Entérate de esto! La cartera de una mujer tiene más bacterias que un baño

Noticias Carabobo

¿Sabías que la cartera de una mujer puede contener más bacterias que un baño? Increíble, pero cierto. Así lo descubrió un estudio, concluyendo que “una de cada cinco carteras es un refugio para bacterias que suponen una grave amenaza para la salud”.
Y atención, porque el elemento más sucio que se encuentra es la crema de manos. De acuerdo con la investigación, “las bacterias que se acumulan en el pomo la convierten en algo más peligroso para el organismo que un inodoro”, resume el sitio rosario3.com. La siguen el lápiz de labios y el rímel.
Las carteras más peligrosas, según los científicos que llevaron a cabo la investigación, serían las de cuero, ya que su superficie porosa es ideal para que se reproduzcan las bacterias.
La recomendación de los expertos es lavarse las manos con frecuencia, y limpiar las carteras o bolsos con gel o toallas antibacterianas para evitar la transmisión de bacterias.
“El bolso está constantemente en contacto con las manos y con muchas superficies, por eso el riesgo de transmisión de microbios es muy alto, sobre todo si los bolsos no se lavan con frecuencia. Una vez dentro del bolso, las bacterias pasan automáticamente a las manos de la mujer. Es por eso que lavarse las manos y limpiar el bolso con regularidad ayuda a prevenir la formación de bacterias”, comentó el director técnico del grupo investigador, Peter Barratt.
Otras áreas que presentan índices peligrosos de contaminación son la cocina -ya que allí proliferan las bacterias causantes de brotes de enfermedades diarreicas, los teléfonos móviles, el mouse y el teclado del computador y los botones de los ascensores.

Eduardo Roca ‘Choco’, santiaguero de pura cepa

Angela Santiesteban Blanco

Tarde de lujo en la Galería Arte Soy de aquí. Artistas de la talla de Nelson Domínguez y Choco, estuvieron presentes en la inauguración y apertura, patentizando la unión indestructible de artistas y pueblo por la cultura.

Yo soy santiaguero, y me habían dicho tantas cosas de cómo había quedado Santiago tras el paso del huracán Sandy, que cuando llegué a mi terruño y comencé a ver lo bello que está el territorio, me dije, el verdadero ciclón son los santiagueros que han levantado una ciudad más linda.

Con la apertura de la Galería, esta urbe recibe un galardón profundo de sus hijos, unido al homenaje de Cultura con esta exposición de una representación de artistas de todo el país.

Si no hubiera habido un Moncada, un yate Granma, una Sierra Maestra, sería imposible hacer realidad, materializar un lugar como este para los artistas plásticos, y de igual manera toda la obra de la Revolución; por eso tenemos que trabajar más y ser más rigurosos en el quehacer diario para estar a la altura de los héroes y mártires de la Patria.

Quiero decir que tuve el alto honor de conversar con el primer secretario del Partido Lázaro Expósito, un gran hombre, quien tomó la iniciativa junto a otros dirigentes, trabajadores y pueblo, porque todos son protagonistas de esta historia, de convertir lo que otrora fue un cuartel de caballería, en esta majestuosa Galería, que estoy seguro será un lugar para el esparcimiento de la cultura, la poesía y el amor.

Quedo comprometido con la dirección del Partido y con los santiagueros de llenar este salón con obras de mi inspiración para este pueblo de Santiago de Cuba, que es mi tierra natal.
Temática: Artes Visuales

Cubanos anticastristas en Miami envían a sus hijos a pasar las vacaciones en… ¿¡Cuba!?

Cubanos anticastristas en Miami envían a sus hijos a pasar las vacaciones en… ¿¡Cuba!?

Este lunes, muchos niños en Miami regresaron a clases con muchas aventuras que contar. Son los hijos de “exiliados” cubanos, cuyos padres, que aseguran haber huido de una feroz dictadura, los enviaron a pasar las vacaciones de verano en la isla caribeña de la cual ellos dicen haber huido. ”Yo mando a José Luis con mi madre (en Cuba) por no más de 400 dólares, le envío dinero para que lo alimente y compre algunas cosas para el resto de la familia. Pero también es mucho más seguro. En Cuba no hay violencia, no hay drogas, los niños no son abusados. Yo sé que con mi madre, mi hijo está seguro”, enfatiza Luisa Menéndez, cubana que habita en Miami pero envía a su hijo a pasar las vacaciones en la isla.

“Me bañaba todo el día en el río de casa de mi abuela”, dijo José Luis González, un joven de 12 años que regresó al país de sus padres por segundo año consecutivo para pasar el verano con la abuela materna, según indica el diario El Mundo de España. El joven es uno de los miles de niños y adolescentes cubanos que fueron enviados en junio y julio a Cuba por sus padres, y volvieron maravillados con el ambiente que encontraron. “Claro que no tuve problemas, ¿qué problemas iba a tener? Estuve con mis primos de nuevo, fuimos al cine, a la playa, anduve a caballo”, agrega.

Lo que le sucedió con José Luis puede parecer normal en algunos países del mundo, pero en Florida donde, sin contar las playas o Disneyworld, los padres no tienen muchas opciones para entretener a los hijos en los meses de verano, Cuba aparece como una alternativa seductora.

“Para nosotros es mucho más barato mandar a nuestro hijo a Cuba con mi madre”, cuenta Luisa Menéndez, la madre de José Luis. Además, apunta, “es mucho más seguro, uno nunca sabe lo que pasa en esos campamentos de verano”. Todos los años cuando llega el verano, millones de padres se debaten con el mismo problema: ¿qué hacer con sus hijos? En una sociedad como la de Miami, donde generalmente tanto la madre como el padre trabajan, a menos que hayan unos abuelos jubilados que los cuiden en esos meses, el asunto es un dolor de cabeza.

En Cuba no hay violencia, no hay drogas, los niños no son abusados. Yo sé que con mi madre, mi hijo está seguro

“Los campamentos de verano son caros, unos 500 dólares por los dos meses. Ir a Disneyworld un fin de semana los tres no cuesta menos de 700 dólares. Yo mando a José Luis con mi madre por no más de 400 dólares, le envío dinero para que lo alimente y compre algunas cosas para el resto de la familia. Pero también es mucho más seguro. En Cuba no hay violencia, no hay drogas, los niños no son abusados. Yo sé que con mi madre, mi hijo está seguro“, enfatiza Menéndez.

No hay una cifra exacta sobre la cantidad de niños cubanoamericanos que están viajando a Cuba para pasar el verano con sus familias. Pero no sólo los funcionarios de aduana en el aeropuerto de La Habana se han hecho eco del fenómeno, sino también los que viven en Miami. Es fácil constatar como durante el verano se ha incrementado notablemente el número de niños que viajan solos a Cuba.

Incluso, en supermercados, peluquerías y centros de trabajo, es común encontrar a personas hablando de los viajes de sus hijos a Cuba durante el verano, ya sea porque piensan enviarlos o porque han vuelto.

“Curiosamente, en una ciudad altamente politizada como Miami, donde el exilio cubano anticomunista todavía tiene alguna influencia, este tipo de viajes no está levantando muchas críticas pese a que muchos exiliados de línea dura critican todos los nexos con la isla”, señala El Mundo. “Tampoco ha llegado a las radios locales siempre tan pródigas en aplastar a todo lo que huela a conexiones con Cuba. Hay varias interpretaciones”.
AVANCES EN RESTRICCIONES DESDE E.E.U.U A CUBA

Hace dos años, el presidente Barack Obama aprobó el levantamiento de todo tipo de restricciones en los viajes de los cubanoamericanos a su país de origen. Incluso, quitó todas las limitaciones al envío de remesas. Hace tres semanas, el Departamento de Estado anunció que pasará a conceder a los cubanos visas múltiples de ingreso a Estados Unidos válidas durante cinco años.

El 14 de enero entró en vigencia una reforma migratoria en Cuba, que acabó con los permisos de salida para los cubanos, con lo cual todos pueden viajar libremente al exterior a menos que se encuentren en libertad condicional.

“Esto es un fenómeno muy interesante que se ha creado en menos de seis meses, muy rápidamente, sin que nadie lo pudiera anticipar. Los niños de acá está viajando allá. Pero ahora, los de allá también pueden venir a Miami a ver a su familia. Me pregunto qué influencia tendrá esto en el futuro de Cuba, porque los viejitos de acá ya no cuentan, lo más que pueden es suspirar”, dice Gutiérrez.