8 de septiembre en el Santuario del Cobre: Una misa con matiz diferente

Carmelina Ruiz Pérez
Foto: Jorge

El 8 de septiembre en Cuba, es un día de veneración, y este año no fue la excepción, creyentes y no creyentes pelegrinaron, desde la noche del 7 hasta el santuario que abriga la enigmática figura de la Virgen, en el poblado de El Cobre, y así participar en la misa efectuada para recordar el 401 aniversario de su hallazgo.
Igualmente, se dieron cita en el lugar curiosos que querían observar la tradición de peregrinos que en cumplimiento de promesas llegaron a pie a la iglesia; otros van con su fe puesta en hacer peticiones de paz, salud, amor y amistad.
Los devotos de la Santa Patrona le ofrendaron flores, velas, objetos personales, etc., mientras que un grupo de “creyentes”, mercenarios a asueldo de la mafia anticubana, mancillaron el Santuario con su presencia.
Ellos son los miembros de la organización contrarrevolucionaria UNPACU, y las Damas de Blanco, que parece que no saben lo que significa ese color, porque el ideal que profesan es bien negro. Llegaron hasta la Basílica, un lugar sagrado para hacer política, y tratar de sabotear la celebración.
Pero su objetivo no se cumplió, el pueblo disfrutó de su misa con tranquilidad, aunque con rabia, por tener que compartir asientos con personajes de tan mala calaña, que son capaces de coger los templos religiosos como guarida de sus fechorías.
¿Y por qué las Iglesias? Muy fácil, ellos saben que el pueblo sería incapaz de deshonrar lugares ¿Por qué no tratan de expresarse a la luz pública? Ah, igual de fácil, el pueblo trataría de hacer justica con sus propias manos y apartarlos del camino.
Entonces los Agentes de Orden Interior, de quien tanto hablan, tendrían que salir, no a reprimirlos como suelen decir, sino a protegerlos de un pueblo que defiende su pedacito de tierra, a pesar de las dificultades de todo tipo por las que atravesamos, pero, tenemos lo más preciado del ser humano, la libertad sin distensión del sistema que impere, capitalismo o socialismo.
Pero, una vez más el tiro le salió por la culata, hasta el párroco del Santuario Nacional de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, en Santiago de Cuba, al terminar la misa y casi al retirarse, señaló, que en muchos lugares del mundo, cientos de persona se reúnen, sin importar credos, razas e ideas políticas, solamente con su fe en el futuro, para profesar prosperidad.
A la vez que pidió a los presentes dejar las rencillas y deferencias de ideales, y a respetar los santuarios, puntualizando que son lugares de oración y encuentro con su la fe religiosa.
A buen entendedor, las palabras sobran, esta camarilla de sinvergüenzas, que su único ideal es el dinero, a mi modo de v er fueron declarados personas no gratas en el Santuario.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*