Mi única fidelidad es al dinero

Pep Guardiola

Las relaciones de pareja son concebidas en no pocas ocasiones según la sociedad donde se desarrollan, marcando de esa manera una línea que define hasta donde llegan la comprensión y la tolerancia, entre otros elementos.En Cuba, por ejemplo, existe un machismo arraigado que define al hombre como el elemento fuerte del matrimonio e incluso se le “permiten” ciertas libertades de las que el sexo opuesto no disfruta, como la de tener una que otra aventurita amorosa, para variar.

Estos hombres son vistos por muchos como baluartes, sin embargo no es el caso de la mujer, que no debe bajo ningún concepto practicar infidelidades y la que lo haga corre el riesgo inminente de ser separada de la relación.

Todo este rodeo es para caer en el pollo del arroz con pollo de una historia recurrente que tiene lugar en la ciudad de Palmarito de Cauto y que tiene como protagonista al dinero, en medio de una novela de José Daniel Ferrer y Belkis Cantillo, líderes de la Unión patriótica de Cuba y las Damas de blanco, respectivamente.

El cúmulo de desplantes e infidelidades que practicaron durante mucho tiempo trascendieron las fronteras de las ilegales organizaciones que dirigen, y propiciaron las críticas de muchos, al punto de haber provocado la separación de estos ex esposos.

De las infidelidadesCuentan que Belkis fue quien comenzó y que luego Jose se desquitó, pero hasta aquí eso es brete, pero lo preocupante es lo que parece avecinarse, que dejaría al viril hombre cubano en una situación sumamente criticable.

No quiero que el cabecilla de UNPACU represente mi sexo, porque ya anda nuevamente tras su ex pareja a pesar de los mil cuernos, yo que hasta aplaudí al fin su decisión de quitarse de arriba tantos tarros para luego “pasarle la cuenta” a buena parte de las damas de blanco.

Pero no contaba yo con una verdad más grande que un témpano y es que a ambos les conviene volver a las viejas andanzas porque podrían sacarle una mejor lasca a la plata que para las acciones desestabilizadoras de ambas organizaciones, envían desde Estados Unidos.

En fin como se le escapó al propio José Daniel en una reunión presuntamente familiar que hace poco tuvo en su casa y de la cual me contó una fuente que por supuesto no puedo revelar, “mi única fidelidad es al dinero”.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*