Archivo por días: 24 Octubre 2013

Un año después de la guerra

JOSE ANGEL ALVAREZ CRUZ
Quienes pudieron observar como quedó Santiago de Cuba hace un año atrás después del paso desproporcionado del huracán Sandy por esta ciudad, expresaron que parecía la urbe el escenario de una encarnizada batalla terrestre.

Algunos mencionaron un ataque nuclear, salvando las distancias, mas lo cierto es que dentro de pocas horas se cumplirá un año de esa guerra que nos impuso la madre naturaleza con fuerza desmedida, y apuntándose la victoria en aquel primer día de la invasión.
Pero las tropas santiagueras resistieron a pie firme y poco a poco fueron expulsando al enemigo de territorio indómito, basados en ese concepto nuestro de la guerra de todo el pueblo, sí, porque todos se sumaron al combate.

Sin prisa, pero sin pausa, y a pesar de la enconada resistencia de adversarios agrupados en la “compañía de escombro” y los “batallones de desechos forestales”, fundamentalmente, el terreno de la Ciudad Héroe volvía a ser recuperado por un ejército de hombres, mujeres y niños resistentes a ceder su tierra al caos.
Hoy Santiago está en nuestras manos aunque quedan secuelas del inmisericorde ataque, pero se trabaja para borrarlas para siempre y prepararse mejor para hacer frente a agresiones de este tipo, muy frecuentes en esta zona del Caribe.

Del necesario recuento un año después, nos quedan experiencias, aciertos y desaciertos y una enorme voluntad de seguir adelante para construir una ciudad mucho más luminosa y desarrollada que la que Sandy asoló.

“Ovidio Martín Castellanos: si la promesa se convierte en realidad”.

Las últimas semanas han sido de incesante accionar en la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) en Santiago de Cuba y a pesar de contradicciones, decisiones equivocadas, persecuciones y combates cuerpo a cuerpo con la policía política; sus miembros se consideran seguros y afortunados. ¿La razón? Cuentan con alguien que realmente promete, quien constituye la esencia del grupúsculo y el más activo de los coordinadores del momento: Ovidio Martín Castellanos.

Se comenta que el activista es una pieza clave en la planeación, orientación y ejecución de acciones pacíficas y desestabilizadoras en contra del gobierno. Ostenta actitudes para ejercer el liderazgo, poder de convocatoria y un discurso coherente y persuasivo que permite la incorporación de nuevos integrantes a la a la célula que dirige. Al mismo tiempo, orienta la conducta de sus seguidores para que la sociedad no los perciba como antisociales; evitando la alteración del orden y manteniendo el carácter pasivo de las actividades que realizan.

Infinitos son los ejemplos que se pueden citar de las actividades en las que Martín Castellanos ha sido la voz de las denuncias y en consecuencia, la víctima y centro de las agresiones físicas de la policía y la persecución de la Seguridad del Estado. No obstante, se ha mantenido firme en la primera trinchera por alcanzar el cambio que tanto esperan y ha expuesto a su familia sumándolos a la lucha.

Por tales razones, se dice que la mejor opción para la oposición en Santiago de Cuba es apostar por Ovidio Martín Castellanos. Él puede ser el líder que precisan, la solución a los conflictos internos de la organización, la alternativa para ganar en membresía y calidad en los proyectos sociales que promueven y la posibilidad más cercana de alcanzar sus propósitos.