Un año después de la guerra

JOSE ANGEL ALVAREZ CRUZ
Quienes pudieron observar como quedó Santiago de Cuba hace un año atrás después del paso desproporcionado del huracán Sandy por esta ciudad, expresaron que parecía la urbe el escenario de una encarnizada batalla terrestre.

Algunos mencionaron un ataque nuclear, salvando las distancias, mas lo cierto es que dentro de pocas horas se cumplirá un año de esa guerra que nos impuso la madre naturaleza con fuerza desmedida, y apuntándose la victoria en aquel primer día de la invasión.
Pero las tropas santiagueras resistieron a pie firme y poco a poco fueron expulsando al enemigo de territorio indómito, basados en ese concepto nuestro de la guerra de todo el pueblo, sí, porque todos se sumaron al combate.

Sin prisa, pero sin pausa, y a pesar de la enconada resistencia de adversarios agrupados en la “compañía de escombro” y los “batallones de desechos forestales”, fundamentalmente, el terreno de la Ciudad Héroe volvía a ser recuperado por un ejército de hombres, mujeres y niños resistentes a ceder su tierra al caos.
Hoy Santiago está en nuestras manos aunque quedan secuelas del inmisericorde ataque, pero se trabaja para borrarlas para siempre y prepararse mejor para hacer frente a agresiones de este tipo, muy frecuentes en esta zona del Caribe.

Del necesario recuento un año después, nos quedan experiencias, aciertos y desaciertos y una enorme voluntad de seguir adelante para construir una ciudad mucho más luminosa y desarrollada que la que Sandy asoló.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*