Archivo por meses: Octubre 2013

Falta poco para el cumpleaños de Sandy

JOSE ANGEL ALVAREZ CRUZ
No se trata de celebraciones, nada de eso, nadie quisiera que este fenómeno cumpliera años, porque la verdad, mejor, que no hubiese existido.

Que la tanda de desgracias que traía consigo no se hubieran ensañado con Santiago, que no arrojara sal sobre heridas sangrantes de nuestra realidad, que no redujera a escombros casas y cosas de un entorno que se recuperaba de años de desasosiego.

Pero inevitablemente el huracán Sandy cumplirá este mes un año de haber destruido la urbe más populosa del oriente de la Isla, que ahora intenta levantarse dejando atrás la estela destrozos e incertidumbres que vagaba por la ciudad en los primeros días que siguieron al ataque del meteoro.

Ronda el 50 por ciento el nivel de recuperación según las cifras que se manejan de manera oficial. Falta la mitad aún por restaurar, pero han nacido ideas y proyectos con los que ni el más optimista soñaba doce meses atrás.

Hay en marcha un programa de construcción de más de 20 mil casas y la eliminación paulatina de los barrios marginales que florecieron en rincones apartados, o en las márgenes de uno que otro riachuelo, a causa de la falta de viviendas que padece la población.

A pocos días de arribar al 25 de octubre cuando se cumple un aniversario de aquella fatídica madrugada los dejo con unas imágenes que tal vez resuman toda esta verborrea de manera más exacta.

Científicos belgas entrenan carpas para encontrar personas ahogadas

Científicos de la Universidad de Lieja han lanzado un raro programa de investigación: intentan entrenar a carpas para que encuentren los cadáveres de personas ahogadas

Los biólogos planean crear una generación de peces que se acostumbren a la comida con olor cadavérico. Así, al buscar comida las carpas podrían mostrar a los buzos el camino hacia los ahogados.

“La aplicación práctica de nuestro trabajo consiste en soltar al agua carpas equipadas con sensores y seguir sus movimientos hasta que encuentren a los ahogados”, explicó el director de la División de Comportamiento Biológico de la universidad, Pascal Ponsen.

No es casualidad que los científicos escogieran a la carpa para este fin. Este pez es capaz de soportar bajas temperaturas, nadar en aguas con poca cantidad de oxígeno y se adaptan rápidamente a condiciones de mala visibilidad. Además, es bastante fácil criar este tipo de pez y gracias a su gran tamaño, se les puede implantar sensores que permitan seguirles en profundidad.
(Fuente: Cubadebate)

La leyenda de Viengsay Valdés

No pocos cuentos populares comienzan en Cuba con la historia del humilde origen del apellido Valdés: lo honraban aquellos niños sin padres que cierto orfanato recogía, y cultivaba. Desde entonces, cada vez que algún o alguna Valdés brilla entre cubanos, se le reconoce la herencia digna de su origen, para luego contar sus éxitos.

Durante muchos años la gente de pueblo la ha visto bailar -los afortunados citadinos- en los teatros y -los enraizados campesinos- por la televisión, y la mayoría de los habitantes de esta isla ha escuchado sobre su talento y virtuosismo: Viengsay Valdés es ahora “la bailarina de Cuba”.

Sobre la Valdés mucho se dice de boca en boca. Cuentan que, si de ballet se trata, todo lo que se propone… lo consigue. Es una bailarina impetuosa y disciplinada; bailar, en sus brazos y piernas, parece fácil. Se comenta en charlas plebeyas que ha recibido interesantes ofertas para trabajar fuera de Cuba, a cambio de jugosas sumas de dinero.

Suele pasar entonces que surjan las preguntas entre curiosos. Desde la ingenua: sobre qué sintió cuando la crítica internacional la seleccionó entre las mejores bailarinas del mundo, como sucedió hace un par de años, cuando la prestigiosa revista especializada Dance Europe la ubicó cuarta entre las damas. O la suspicaz: por qué se quedó en Cuba pudiendo hacer carrera internacional con grandes compañías foráneas y engordando su bolsillo.

Las preguntas desbordan a Viengsay. Pero Miguel Barnet, poeta, etnólogo cubano y amigo de la bailarina, ha dicho públicamente que no hay que hacerle preguntas porque Viengsay es -en sí misma- una gran respuesta para todos los que la admiramos dentro y fuera de esta tierra.

Precisamente Cuba, y lo que para ella significa, es la otra gran respuesta. Vi, como la llaman sus cercanos y la gente de pueblo que la ha seguido anónimamente en cada éxito, pronto cumplirá 20 años en el Ballet Nacional de Cuba. Y cuando alguien le toca el tema, le emociona hablar de su querida tierra “matria”, que cariñosamente llama Patria.

Siguen las leyendas populares acerca de la primera bailarina. Sobre su apego a la familia: cómo, desde niña, sus padres nunca dejaron de ir ni a una sola función en que ella actuara; sobre cuánto extraña a su papá Roberto, o del imprescindible apoyo de su mamá Clarita.

Algunos hablan de su glamour de primerísima, como las encumbradas de otras épocas. Mas, lo que disfrutan los amigos, dicen, es su risa pueblerina y contagiosa, sus “mejorables” ruedas de casino en las fiestecitas de muchachos en las noches habaneras, o los buenos ratos en la playa saltándose a escondidas la dieta estricta. También se dice que Vi Valdés es una chica sencilla, con la sensibilidad y elegancia del ballet clásico, pero con lo popular en el alma.

Hace unos años -comentan en La Habana-, Vi fue con sus amigos al Parque Lenin. La montaña rusa estaba repleta de personas. Todos querían montarla, y decidieron esperar. La bailarina, inconscientemente, adoptó su más cómoda y distinguida “primera posición” (los talones se juntan y los pies se giran hacia afuera hasta formar una línea), típica del ballet clásico. Alguien de la cola, al verla, le dijo a carcajadas: “¿Por qué te paras así? ¿Te piensas que eres Viengsay Valdés?”

La Valdés, diva serena, le devolvió la sonrisa; no supo qué contestar.

(Tomado de la revista Cuba Contemporánea)

Mi única fidelidad es al dinero

Pep Guardiola

Las relaciones de pareja son concebidas en no pocas ocasiones según la sociedad donde se desarrollan, marcando de esa manera una línea que define hasta donde llegan la comprensión y la tolerancia, entre otros elementos.En Cuba, por ejemplo, existe un machismo arraigado que define al hombre como el elemento fuerte del matrimonio e incluso se le “permiten” ciertas libertades de las que el sexo opuesto no disfruta, como la de tener una que otra aventurita amorosa, para variar.

Estos hombres son vistos por muchos como baluartes, sin embargo no es el caso de la mujer, que no debe bajo ningún concepto practicar infidelidades y la que lo haga corre el riesgo inminente de ser separada de la relación.

Todo este rodeo es para caer en el pollo del arroz con pollo de una historia recurrente que tiene lugar en la ciudad de Palmarito de Cauto y que tiene como protagonista al dinero, en medio de una novela de José Daniel Ferrer y Belkis Cantillo, líderes de la Unión patriótica de Cuba y las Damas de blanco, respectivamente.

El cúmulo de desplantes e infidelidades que practicaron durante mucho tiempo trascendieron las fronteras de las ilegales organizaciones que dirigen, y propiciaron las críticas de muchos, al punto de haber provocado la separación de estos ex esposos.

De las infidelidadesCuentan que Belkis fue quien comenzó y que luego Jose se desquitó, pero hasta aquí eso es brete, pero lo preocupante es lo que parece avecinarse, que dejaría al viril hombre cubano en una situación sumamente criticable.

No quiero que el cabecilla de UNPACU represente mi sexo, porque ya anda nuevamente tras su ex pareja a pesar de los mil cuernos, yo que hasta aplaudí al fin su decisión de quitarse de arriba tantos tarros para luego “pasarle la cuenta” a buena parte de las damas de blanco.

Pero no contaba yo con una verdad más grande que un témpano y es que a ambos les conviene volver a las viejas andanzas porque podrían sacarle una mejor lasca a la plata que para las acciones desestabilizadoras de ambas organizaciones, envían desde Estados Unidos.

En fin como se le escapó al propio José Daniel en una reunión presuntamente familiar que hace poco tuvo en su casa y de la cual me contó una fuente que por supuesto no puedo revelar, “mi única fidelidad es al dinero”.

Amaneceres de la “blogosfera santiaguera”

JOSE ANGEL ALVAREZ CRUZ

Parece que esto de ser blogueros, asociarnos en grupos de debate y charlar de cosas que usualmente no tocamos en los medios oficiales nos tiene algo entusiasmados. Hoy tuvimos, si se quieres, un ensayo de lo que podría ser en poco tiempo un espacio imprescindible.

La llaman la “blogosfera santiaguera”, mire usted que interesante. Escuchamos propuestas para su administración y la integración de todos los que tenemos páginas personales, hubo de todo menos concreción inmediata.

No creo que sea malo esperar por la propuestas para que este “bebé“ nazca sano y fuerte, personalmente prefiero las cosas pensadas con sangre fría, sin ese apuro por llegar a la meta que tantas veces nos ha quebrado el éxito.

Desde este pequeño espacio solo queda desearle “larga vida al reyyy”