Archivo por meses: Noviembre 2013

Ernestico: un cubanito que disfruta de sus derechos

Texto y fotos: Angela Santiesteban Blanco

ErnesticoEnesto, es mi vecinito, quizás a su corta edad no sepa todavía descifrar los derechos de los que disfruta, cuando en el mundo cientos de niños viven en la pobreza, mientras que en Cuba tiene toda la seguridad del mundo para tener una infancia feliz.
Desde muy pequeño le puse el mote de musaso, y hoy con tres añitos, Ernestico es un niño vivaracho, intranquilo, y muy inteligente. Este pequeño disfruta de una plaza en el círculo infantil Espiguita, en el reparto Pastorita, en Santiago de Cuba.
El musaso, todos los días, bien temprano en las mañanas va para el circulo, donde le esperan jornadas de juegos didácticos, cuentos, alimentación segura, además de conversaciones con su “seño sobre temas educativos y de conducta, entre otras actividades que realizan él y sus amiguitos en la institución.
Ernestico se desarrolla y crece radiante bajo la tutela de papá y su bisabuela materna. Su mami brinda su ayuda a los hermanos Bolivianos como médico, hace más de un año, y tiene la tranquilidad de que no le falta nada y que además de la protección familiar, tiene la del Estado.
Este pequeño, un día no muy lejano, comprenderá que su mamá pudo realizar esta altruista labor gracias a que nació en Cuba, donde tiene las garantías constitucionales y políticas, dirigidas a su protección y desarrollo, con derecho gratuito a la educación y la salud, regidas por las normativas jurídicas de la Convención de los Derechos del Niño, aprobada en 1989.
Entonces el “musaso” comprenderá que gracias a la Revolución, en Cuba, la Convención de los Derechos del Niño entró en vigor el 20 de septiembre de 1991, con el objetivo de protegerlos de pandemias que aún niños de su edad sufren en otras latitudes.
Ernestico, lo que sí tiene bien claro es que puede jugar libremente, no puede imaginar que más de 600 millones de niños viven en condiciones extremas de pobreza, y que a 121 millones se les niega el derecho a la educación, muchos de ellos están sometidos a largas horas de trabajo, y otros obligados a prostituirse para ayudar a la economía familiar.
Gracias a la confirmación de la Convención sobre los Derechos del Niño el 26 de enero de 1990, ratificada el 21 de agosto de 1991. “El musaso”, puede tener la certeza de que no será maltratado, mucho menos serán violentados sus derechos.
Con la felicidad propia de su edad, él no mide el tiempo que pasa, lejos de su mamá; Pero al interrogarlo afirma: “mi mamá está en Bolivia, curando a los niños enfermos, para que vuelvan a jugar, igual que yo”.

Suspendidos servicios consulares de Cuba en EE.UU.

La Sección de Intereses de Cuba en Estados Unidos suspendió sus servicios consulares, informó hoy el noticiero nacional de televisión en su emisión nocturna. A continuación la nota de esa representación diplomática.
El pasado 12 de julio, el Banco M & T informó a la Sección de Intereses de Cuba en Washington su decisión de no continuar prestando servicios a las misiones diplomáticas extranjeras y le dio a la Sección y a la Misión Permanente de Cuba ante las Naciones Unidas un plazo limitado para finalizar la relación y encontrar un nuevo banco con el cual operar.
Debido a las restricciones vigentes, derivadas de la política de bloqueo económico, comercial y financiero del gobierno norteamericano contra Cuba, ha sido imposible para la Sección de Intereses encontrar hasta la fecha un banco estadounidense o de otro país, con sede en Estados Unidos, que asuma las cuentas bancarias de las misiones diplomáticas cubanas, a pesar de las múltiples gestiones realizadas con el Departamento de Estado y numerosas entidades bancarias.
Este hecho provocará graves problemas al normal funcionamiento de la Sección de Intereses y de la Misión Permanente de Cuba ante las Naciones Unidas.
Por esta razón de fuerza mayor, la Sección de Intereses de Cuba se ve en la obligación de suspender, a partir del 26 de noviembre de 2013, los servicios consulares hasta nuevo aviso. Se atenderán solamente los trámites humanitarios, así como otros de forma limitada.
La Sección de Intereses de Cuba en Washington ha reiterado al Departamento de Estado que el Gobierno de Estados Unidos tiene la obligación jurídica de garantizar el cumplimiento de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas del 18 de abril de 1961 y de la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares del 24 de abril de 1963, que estipulan que el Estado receptor debe dar toda clase de facilidades a las Misiones Diplomáticas y las Oficinas Consulares para el ejercicio de sus funciones. También está legalmente obligado a cumplir el Acuerdo del 30 de mayo de 1977 que estableció las Secciones de Intereses en los dos países, como parte del cual ambas partes reafirmaron su compromiso con la letra de los tratados internacionales que rigen las relaciones diplomáticas y consulares.
La Sección de Intereses lamenta particularmente las afectaciones que esta situación causará a los ciudadanos cubanos y norteamericanos, debido a la imposibilidad de que la Sección Consular continúe facilitando los trámites asociados a la emisión de pasaportes, visas, legalización de documentos y otros servicios, con las consecuencias negativas que esto tendrá para las visitas familiares, los intercambios académicos, culturales, educacionales, científicos, deportivos y de otra naturaleza entre Cuba y Estados Unidos.
Sección de Intereses de Cuba en Washington
26 de noviembre de 2013

Restauran en Santiago de Cuba sitios con valores históricos y patrimoniales

parque-cespedes-santiago-de-cubaSitios históricos y patrimoniales de la ciudad de Santiago de Cuba se reaniman en ocasión de la celebración del aniversario 55 de la Revolución, mientras se acerca el Primero de Enero del 2014 y la urbe más populosa del oriente de Cuba se transforma a toda prisa.

Las edificaciones aledañas al céntrico Parque Céspedes son protagonistas de largas jornadas de engalanamiento, que hacen presagiar que algo muy importante para los habitantes de esta provincia sucederá próximamente en ese entorno.

Destacan en ese espacio, el antiguo Ayuntamiento, hoy sede del Gobierno Municipal, que muestra sus matices coloniales propios de la época en la que fue construido y donde ahora se trabaja en el mejoramiento de su imagen e infraestructura.

La reanimación incluye también a la Santa Basílica Metropolitana Iglesia Catedral de Santiago de Cuba, sitio insignia del patrimonio de la ciudad, en la que se palpa un eclecticismo muy apegado a los cánones tradicionales de esa tendencia artística en arquitectura, que tiene en esta edificación un ejemplar auténtico.

Otros centros cercanos también son objeto de reparaciones o engalanamiento, como la casa que se conoce como la más antigua de Cuba, hoy convertida en museo y que sirvió de hogar al Adelantado Diego Velázquez.

En el entorno destacan además entidades entre las que se encuentran el Hotel Casa Granda, el Banco de Crédito y Comercio y por supuesto el Parque Céspedes, elemento central de este espacio urbano, donde tantos santiagueros esperan cada 31 de diciembre el alumbramiento del nuevo año.

Al margen de este proyecto, también existe un amplio programa de restauración de otros sitios patrimoniales en el que se incluyen el museo Emilio Bacardí y el de La Lucha Clandestina, así como obras de infraestructura social que harán de la Ciudad Héroe un lugar mucho más atractivo.

No les cederemos ni un tantico así

Texto y fotos: Carmelina Pérez Ruiz

Desde hace un tiempo, la mal llamada disidencia, -para mí, mercenarios asalariados al servicio del imperio- cree erróneamente que el pueblo los apoya y no son capaces de reconocer que cada vez que intentan sacar un pie salen trasquilado.
Pero, quienes realmente son ellos, pues, en su mayoría son delincuentes y presos comunes que encuentran en la subversión una vía de ganar dinero fácil, lo único que hacen es decir mentiras y calumniar a la Revolución y a sus dirigentes, y en cambio obtienen un mísero salario, por su deslealtad.
En ese grupúsculo también se encuentran las damas de blanco, ¡que lástima! hallan escogido ese color tan puro, y que siempre ha simbolizado la paz y la pureza para su identificación, personas inescrupulosas que venden su alma al diablo por prebendas.
Hoy estas mercenarias trataron de mancillar el suelo patrio, pero los vecinos del Consejo Popular Altamira salieron a dejar bien claro que esos elementos no tienen cabidas en nuestra sociedad.
El pueblo enardecido las descaracterizó, y puso de manifiesto quiénes son realmente: manipuladoras, sin convicción, capaces de hacer cualquier cosa con tal de lograr su objetivo, ganar dinero fácil.
Qué pena, mientras Bertha Soler, pasea por el imperio y otros países que le hacen el juego, y recibe la mejor parte, estas marionetas reciben las migajas, y muchas han pedido hasta su renuncia, entonces creen ustedes que tienen un ideal y una posición política, claro que sí, ellos tienen un ideal los DÓLARES que vienen del norte.
Pero que no le quede dudas que siempre encontraran opiniones como estas:
Inés María González Beltrán, trabajadora, dijo: “Estamos enfrentando las acciones mercenarias de las damas de blanco, aquí estamos para no cederle ni un tantico así, y que sepan que la calle es para los revolucionarios y que Cuba es para los cubanos de buena voluntad. Abajo la gusanera, por la Revolución hasta la vida, hay que defenderla hasta con las uñas, siempre luchando por el mejoramiento del pueblo, y la construcción del socialismo, no podemos permitir que los apátridas y mercenarios del imperio se dediquen a dar una imagen que no es”.
Mariano Borrero, estudiante, manifestó: “Vivo por aquí, llegaba se la escuela, y cuando me enteré de lo que sucedía, y vine a repudiar al grupo de mercenarias que están encerradas ahí y que trataron de hacer provocaciones en la comunidad para desestabilizarla, pero no se lo permitiremos”.
Dalila García Carbonell, estudiante: “Estoy aquí defendiendo mi pedacito de tierra, en el Consejo Popular Altamira, y demostrarle al imperio que la juventud santiaguera está dispuesta a defender las conquistas que tenemos”.
Idalia Cobas Martínez, trabajadora: “En mi puesto, hoy la Patria me necesita en la calle, para repudiar a las mercenarias damas de blanco, que no acaban de entender que cuba va a seguir siendo libre, y no le permitiremos que desestabilicen el barrio”.
Rafaela Isaac, presidenta del Consejo Popular: “Estoy defendiendo mi Revolución, mi ciudadanía, mi territorio, para mantener la Revolución.
Maiquel Turcas Tejera, trabajador por cuenta propia: “Todos son unos descarados; yo le ponía un ejemplo a ellos, aquí en Cuba me operaron de un cáncer que tenía en la cara sin que me costara un medio, si hubiera sido en los Estados Unidos, cuántos pesos hubiera tenido que pagar, aquí en Cuba tu andas como quiera, y no pasa nada. Yo me quité de allí porque sino yo tumbo la puerta, deseos no me faltaron de pegarle dos puñetazos, pero, no vale la pena, aquí no se ve lo que no se quiere ver. Esto es Cuba Libre, tengo un taxi que me recoge gratuitamente todos los lunes para recibir asistencia médica. Estuve fuera del país, a mí no hay quien me haga cuento, yo sé cómo es eso en el exterior, por lo tanto ¡Viva Cuba libre, como dijo el General Antonio Maceo, con el machete en la mano al degüello para cualquiera que intente mancillar la Patria.
Leonardo Ibar Guerra, jubilado: “Soy combatiente, si tengo que volver a empuñar las armas, seguro que estaré en primera línea, defendiendo nuestras conquistas”.
“Estoy transplantada de un riñón, hace seis años me operaron, sin que me costara un medio, hoy por hoy, soy revolucionaria; me siento muy bien en Cuba, soy una persona enferma, y me siento atendida por el Estado, disfruto de una dieta de carne y leche. Estos contrarrevolucionarios lo que dan es asco. Yo soy descendiente de mambí, y me considero igual que ellos. Tengo un hijo con problemas mentales, sin embargo tiene un trabajo honrado, y nos dan una mantención a los dos, por lo que seguiré defendiendo a la Revolución y a sus dirigentes, los mercenarios que se recojan porque aquí no tienen espacio, y lo seguiremos repudiando”. Dijo Isabel Cebreco Rodríguez, pensionada de la seguridad social.
Y este pueblo en la calle lo dice todo los cubanos a pesar de las carencias y limitaciones que tenemos de todo tipo vamos a seguir defendiendo la Revolución, estos mercenario al servicio del imperio en Cuba libre no tienen cabida, porque la linda tierra cubana es para los revolucionarios que seguimos construyendo el socialismo, porque tenemos la seguridad de que un mundo mejor es posible.