Producto turístico cubano: dinamismo en la arrancada

Tomado de Granma

Sin llegar al cierre del primer trimestre del año, ya el Destino Cuba y su producto han mostrado una creciente operatividad y dinamismo, como si no quisieran dejar solo para los finales las mejores noticias en el giro.

Por estas fechas, ya la mayor de las Antillas paseó sus novedades para la industria sin chimeneas en las tres más importantes ferias del ramo en Europa: Fitur, en Madrid, España; BIT, en Milán, Italia; y más recientemente en la ITB, en Berlín, Alemania, foro este definido como la mayor vitrina del rubro a nivel universal.

Una delegación antillana concurrió, además, a la Feria de ANATO, en Colombia, como una muestra del interés por todos los mercados, ya sean tradicionales o emergentes, cercanos o distantes.

En la primera de esas citas especializadas, en la península ibérica, el ministro del ramo, Manuel Marrero, afirmó a la prensa: “Cuba espera un buen año turístico en 2014 sustentado en las cifras iniciales, las proyecciones mundiales y la acometida de inversiones para ampliar sus ofertas”.

Ha quedado reafirmado que el sol y la playa seguirán siendo la bandera de las propuestas de la Isla, pero acompañadas por el legado cultural e histórico.

“Estamos optimistas para el ejercicio en marcha, aseveró en la capital española el titular, un año para el cual, aunque estará matizado por la crisis planetaria, se prepararon condiciones para dar un salto en la calidad de los servicios y en las carpetas de los grupos hoteleros se incluyen alojamientos renovados y nuevas instalaciones”.

Tales augurios han ido tomado cuerpo en la medida que han pasado las jornadas y así tenemos, que la esfera tuvo un buen despegue con un alza de visitantes extranjeros del 9,3 % en enero frente a igual mes de 2013, encabezados por canadienses e italianos.

Canadá se mantiene como el mayor emisor hacia este archipiélago, empeñado en borrar una caída en los arribos descrita como “leve” en el año precedente, para llegar a los tres millones de clientes en el presente.

Las cifras de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) indican que en el periodo pasaron sus vacaciones en la ínsula 320 mil 032 personas, frente a 292 mil 810 en 2013.

Las autoridades del sector ya habían pronosticado que habría una recuperación durante la actual temporada turística invernal —noviembre-abril— a partir, entre otros factores, de más llegadas de cruceros y de más vuelos en unos casos y en otros de aumentos de frecuencias.

Tras los 156 mil 856 canadienses que vinieron en enero, frente a 137 mil 717 en el mismo lapso en 2013; se colocaron 11 mil 699 italianos.

Crecieron a su vez los flujos procedentes de Alemania, Chile y Venezuela, ante descensos reportados por el Reino Unido, Argentina y México.

Si tomamos como ejemplo, al menos dos polos, tenemos que en el oriental territorio de Holguín se están recibiendo casi 50 vuelos semanales, principalmente provenientes de Canadá, Inglaterra y Holanda, lo cual augura positivas expectativas para el fin de la temporada invernal en ese destino. Especialistas de la delegación del Ministerio del Turismo en esa provincia confirmaron, que en enero registraron 242 vuelos, para un aumento del 28 % respecto a idéntica etapa anterior.

Por otra parte, en el archipiélago de Jardines del Rey, ubicado en el centro-norte, se logró una cifra récord de turistas en febrero pasado, según anunciaron fuentes oficiales.

Los hoteles de esa región, formada por los cayos Coco y Guillermo, registraron en promedio más de 8 mil visitantes alojados por día, tanto nacionales como internacionales, señaló Luis Báez, del Ministerio de Turismo (Mintur) en Ciego de Ávila. La propia fuente explicó que con esa cuantía se dejó atrás la cota de siete mil, alcanzada en enero último. Al aeropuerto de Jardines del Rey arriban en la actualidad un promedio de 39 vuelos por semana, lo que constituye la cantidad más alta registrada desde la creación del destino hace 20 años.

PREVISIONES HASTA DICIEMBRE

De acuerdo con lo planificado para el 2014, el turismo deberá crecer 10,4 por ciento, lo cual implica que arriben al archipiélago antillano hasta diciembre entrante más de 3 millones 150 mil veraneantes.

Acerca de esa meta, el propio Manuel Marrero adelantó la semana precedente que el año ha comenzado muy bien con incrementos superiores al 7 % en los dos primeros meses.

Al respecto, mencionó que despiertan países como Portugal —con la operación en Cuba del grupo Pestana—, España e Italia, los cuales habían reducido considerablemente sus envíos, debido a los efectos de la crisis económica mundial.

“Esto no será una tarea fácil, sino que debemos trabajar mucho más en la comercialización del producto, sobre todo, para aprovechar lo que queda de la actual temporada invernal”, aseveró la autorizada voz.

Lo cierto es que la arrancada ha sido buena, aprovechando la habitual cosecha de la campaña de alta, planificada con tiempo suficiente, conforme debe suceder para los restantes periodos en que los flujos foráneos descienden, lo cual puede compensarse —como ya se ha comprobado— con el repunte del mercado nacional y aprovechando todas las potencialidades internas, aún por explorar y explotar.

Que el dinamismo y las iniciativas no falten, porque cada vez son mayores los retos para una industria llamada a demostrar siempre su condición de locomotora de la economía.

turismo_cuba

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*