El Alcalde benefactor de Santiago de Cuba

Angela Santiesteban Blanco

Emilio Bacardí: un diamante demúltiples facetas” Federico Henríquez y Carvajal

El 5 de junio de 1844, nace el santiaguero Emilio Bacardí Moreau, patriota, historiador, poeta, dramaturgo y novelista, quien a temprana edad los padres lo enviaron a España.
Bacardí fue un cubano de espíritu revolucionario, al punto de que en diciembre de 1868, en los albores de la Guerra de los Diez Años, estuvo involucrado en un fracasado intento de deponer al gobernador del departamento oriental para instaurar en su lugar una junta democrática de gobierno.
De ahí que al cese de la dominación española fuera nombrado alcalde de Santiago de Cuba. En el desempeño de tales funciones creó e inauguró, el 12 de febrero de 1899, el museo que hoy lleva su nombre y que tuvo por sede inicial los números 25 y 27 de la calle Santo Tomás, hoy Félix Pena, así daba un paso importante en la preservación del legado histórico de los luchadores por Cuba libre.
En 1902, ocupó nuevamente la alcaldía por votación popular, prosiguiendo su obra. De espíritu liberal y progresista, también se manifestó en la concesión de empleos en el ayuntamiento a las mujeres, sobre todo a aquellas cuyos familiares murieron en la contienda por la independencia.
Siendo alcalde instituyó, por iniciativa del santiaguero Angel Moya y Portuondo “Chichí”, la tradicional Fiesta de la bandera.
Fue teatrista, dramaturgo, novelista, adentrándose en el campo de la novela histórica con “Doña Guiomar”. Sin embargo, como historiador alcanza trascendencia por sus diez tomos de crónicas de Santiago de Cuba, una recopilación insustituible de documentos e informaciones, desde la fundación de la villa por Diego Velázquez en 1515, y que se encuentran en el Archivo Histórico de la ciudad.
Al morir el 28 de agosto de 1922, en esta ciudad era miembro de la Academia de la Historia y de la Academia de Artes y Letras.

Be Sociable, Share!