Santiago de Cuba se vistió de verde olivo

Angela Santiesteban Blanco
Fotos: Internet

El levantamiento armado de Santiago de Cuba, se produjo el 30 de noviembre de 1956, con el propósito de apoyar el desembarco del yate Granma que salió de México con el objetivo de recomenzar la lucha armada y derrocar la dictadura batistiana.

Santiago amaneció gritando ¡Abajo Batista!, ¡Viva Cuba libre!, una pléyada de jóvenes vistiendo por primera vez el uniforme Verde Olivo y brazalete rojo y negro del movimiento 26 de Julio.

Pepito Tey, Tony Alomá y Otto Parellada, fueron tres jóvenes de origen humilde caídos en aquella acción, quienes resistieron valientemente al enemigo en la sede de la jefatura de la Policía Nacional del régimen.
Frankpais
En Santiago de Cuba los rebeldes lograron mantener el control de las calles por varias horas, la acción, coordinada por Frank País García, quien devenido por convicción combatiente revolucionario.

Según datos históricos de esta gesta el fuego de los cócteles Molotov usados por los combatientes arrasó con la estación de Policía, pero en la acción perdieron la vida tres valerosos jóvenes, los jefes del comando Pepito Tey, Otto Parellada, y Tony Alomá.

El asalto a la Capitanía del Puerto, fue un éxito, el factor sorpresa se cumplió y sembró entre los guardias la confusión y las armas encontradas pasaron a ser pertrechos del Movimiento 26 de Julio.

El cuartel Moncada tenía gran significación, se rememoraba la acción del 26 de julio de 1953, además de dejar fuera de combate a la mayor cantidad de efectivos del ejército de la tiranía.

Sin embargo, debido a las inclemencias del tiempo, el yate arribaría a la isla el dos de diciembre. No obstante, el acontecimiento demostró la vitalidad y la potente fuerza de los revolucionarios, para los cuales comenzaría entonces una nueva etapa: la de la lucha por la definitiva liberación.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*