Archivo por meses: Mayo 2016

Bertha la Pregonera no se fue, sigue viva en la memoria popular

Angela Santiesteban Banco
Foto: Internet
En horas de la tarde de este 30 de abril cuando escuchaba la radio escuché una noticia que me estremeció, dejaba de existir Bertha la Pregonera. En su cabeza un tumor maligno se empeño en arrebatárnosla, hubiera querido mal entender a información, pero era la realidad.
Eran alrededor de las 3 de la tarde cuando dieron la nefasta información, Berta Lidia Hechavarría Heredia había muerto en su humilde casa del poblado de El Caney en Santiago de Cuba. Nació en la Ciudad Héroe en el seno de una familia humilde el 23 de abril de 1930. Al morir tenía 86 años de edad.
Ésta mujer de voz estridente, sencilla, afable, jaranera y dicharachera, tenía siempre una respuesta a flor de labios ante cualquier pregunta con respecto a sus pócimas curativas.
Se trasladaba, todos los días, desde el poblado del Caney hasta la céntrica calle Enramadas con una enorme cesta a la cabeza llena de frutas y mejunjes caseros, pregonando sus productos de una manera picaresca y con su intencional doble sentido como sólo ella lo sabía hacer.
Siempre a saludaba, le decía Bertica y ella muy solícita me contestaba, mi’jita no hay pimienta dulce, se han perdido. Pero hay varias anécdotas de esta santiaguera de pura cepa que no olvidaré jamás.
Por razones de trabajo varias veces cubrí el Festival del Pregón que se realiza en la ciudad, la primera vez me quedé atónita al ver con la tranquilidad que se acercó al primer secretario del Partido en la provincia y le ofreció uno de sus brebajes y le dijo, -tu sabes que tu eres mi vida mi blancon, esto es para que te lo tomes en las mañanas, una tacita, es muy bueno para limpiar el cuerpo, y yo tengo que cuidarte, aahhh y lo mejor es un parapi…..- y soltó su contagiosa risa. Así de espontánea era Bertha la Pregonera.
A pocas horas de su partida, se siente su ausencia, las calles extrañan su pregonar que evocaba lo más autóctono de esta tierra como las mundialmente conocidas frutas de Caney.
Ella recibió el Premio Memoria Viva, por decisión del Instituto Cubano de Investigación Cultural Juan Marinello, que la reconoció como símbolo de la continuidad cultural africana del Caribe, Mpaka, también fue merecedora del Premio Internacional Casa del Caribe, multipremiada en los Carnavales santiagueros y en los festivales del pregón.
Bertha, Bertha la Pregonera o simplemente Bertica quedará en la memoria popular de este pueblo por su legado cultural.