Restaurado el Baturro santiaguero

Angela Santiesteban Blanco
Fotos: Angela y Daniel

En la calle Aguilera, existe un inmueble que hace muchos años funcionó como cafetería donde se expendían refrigerios. Además, también había un restaurante familiar en la planta baja y en la alta residían los dueños, hoy para orgullo santiaguero se muestra majestuoso y con un confort y decoración al detalle el restaurante bar El Baturro.

En el propio corazón de la ciudad, pintado con un rojo púrpura atrae la vista de quienes pasan por el lugar, que al observarlo casi todos imaginan que deben ajustar su economía para poder disfrutar de sus ofertas.

En El Baturro los clientes pueden degustar unas 22 elaboraciones de platos fuerte, además de frijoles, sopas, carnes y saladitos a la usanza de la comida española y criolla, acompañada de cervezas como la inconfundible Hatuey, además de la Bucanero, rones y una variada coctelería.

En la unidad conversamos con Jesús Cabrera, segundo administrador, quien nos comento: “El lugar se remozó quedando muy bello y con un lujo que se aprecia desde que los clientes entran al inmueble, con una detallada decoración y pinturas que muestran la fisonomía y la vestimenta de épocas pasadas de los dependientes de las Tabernas españolas, además de plantas ornamentales que le dan un toque de intimidad y buen gusto al sitio.

“El lugar cuenta con tres servicios diferentes: un restaurante con capacidad para 48 comensales, donde se ofertan distintos tipos de comidas criollas y españolas como la fabada, los garbanzos, la judía y el arroz baturreño que es el palto de la casa, elaborado a base de carne de pollo y cerdo, las que se mezclan, se gratina completándose con una salsa.

En el bar, se brindan distintos tipos de saladitos, acompañados de cerveza dispensada y enlatada según la preferencia del cliente. En la pequeña cafetería se venden dulces, biscochos elaborados en una minidulcería y refresco gaseado y coracán.

La apertura de la cafetería bar es de 10:00 a.m., mientras que el restaurante abre a las 12:00 a.m., hasta las 5:00 de la tarde y vuelve a abrir sus puertas a las 6:00 hasta la hora del cierre general de la unidad a las 11:45 p.m., todos los días; la entrada es por orden de llegada

Se puede afirmar que los precios son muy asequibles, por ejemplo una sopa cuesta 2.50 pesos hasta uno de 60.00 que es un bistec familiar; el plato de la casa tiene un precio de 11 pesos.

El Baturro goza de la aceptación de los clientes, por la calidad del servicio, la atención y el buen trato, logrados por la entrega de su colectivo laboral comandado por la administradora Vivian Mayet Planas y el segundo Jesús Cabrera, que ha decir de algunos asiduos clientes, los dos permanecen en sus puestos de trabajo desde que abren hasta que cierran.

Ellos muestran un trabajo sindical sostenido, es un lugar donde se ve la unidad que existe, ya todos cumplieron con el pago de a cuota sindical y el día de la Patria, y afirmaron estar comprometidos a cumplir con los compromisos entregados por la dirección del Grupo Empresarial de Comercio al que se subordinan.
El Baturro es uno de los sitios emblemático de la gastronomía en la ciudad de Santiago de Cuba, su rescate y nueva imagen aumenta los atractivos del centro de la urbe.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*