Archivo por días: 30 Marzo 2020

Culto a la personalidad ¡No!, reconocimiento y confianza ganados

Angela Santiesteban Blanco
Foto: Internet

Nuestros enemigos siempre nos han tildado de practicar el culto a la personalidad, afirmaban que el amor que demostramos los agradecidos por Fidel Castro, y el reconocimiento a su grandeza de pensamiento y agradecimiento por todo lo que hizo por Cuba, ellos lo llaman, repito, culto a la personalidad.

Nuestro invicto líder, dedicó su vida al bien de los cubanos, siguiendo el camino que abrieron los próceres de la independencia de Cuba, ya Fidel no está físicamente, pero sí sus ideas que nos sirven de guía y acicate para seguir firmes defendiendo el camino que escogimos.

Por lo que pregunto, ahora qué van a decir, el actual Presidente del país no pertenece a la generación histórica de la Revolución, y el pueblo cubano sigue demostrando su amor y confianza al nuevo mandatario.

Lo hemos visto crecerse ante las adversidades que le ha tocado enfrentar, adoptando siempre decisiones acertadas -que el pueblo ha aplaudido- con la ayuda y cooperación en primer lugar del primer secretario del Partido, Raúl Castro, de conjunto con su gabinete de Gobierno.

Miguel Díaz-Canel Bermúdez, quien desde que asumió el cargo el 19 de abril de 2018, afirmó en su primer discurso como Presidente, dar continuidad a la Revolución, como lo ha hecho hasta ahora, ganándose en tan poco tiempo el respeto, admiración y confianza de su pueblo.

Siempre ocupado y preocupado por el bien de los cubanos, atento a la política internacional, la nueva Carta Magna de la Nación, en general al quehacer del país lo que se evidencia en las visitas gubernamentales a lo largo y ancho de la geografía cubana, conociendo de cerca lo que acontece en la isla, donde siempre hay un espacio para intercambiar con la población y dejando indicaciones sobre los problemas que van saliendo en esos recorridos, que se han convertido en una dinámica de trabajo. También es cierto que en los momento que corren se ha enfrentado a diversas situaciones, difíciles y duras a la vez.

Como decimos en buen cubano, su primera prueba de fuego -porque sabemos que serán muchas- después de haber tomado posesión fue la del trágico accidente del avión 737-200, el 18 de mayo de 2018, en la capital del país, donde todos los cubanos lo vimos en primera línea, pocos minutos después de la catástrofe, como nos tienen acostumbrados nuestros dirigentes acompañando a quienes socorrían a las víctimas y compartiendo el dolor de todos por las pérdidas.

Luego los fenómenos de la naturaleza, el más reciente, el tornado en La Habana, que dejó grandes pérdidas materiales. Unido a todo esto se arrecia el bloqueo a nuestro país, y comenzamos a sentir aún más las carencias de todo tipo, y nuestro presidente, constantemente plantea que ante estas situaciones hay que tener al pueblo informado, sin secretos, para lograr la comprensión de todos.

No pocas veces lo hemos visto ante las cámaras de la televisión cubana, dando a conocer los problemas por los que atraviesa el país, lo vimos grande, cuando valientemente en septiembre, compareció en la Mesa Redonda, para dar a conocer al país la situación que había con el combustible y las medidas que obligatoriamente tenían que adoptarse para afectar lo menos posible al pueblo.

Por estos días lo vemos codo a codo, junto a todos los dirigentes del país hablándole a su pueblo de lo que se viene haciendo y las medidas que se implementan para contrarrestar la pandemia de coronavirus, y todas a favor de la protección del pueblo sin ningún miramiento; no se escatima en recursos materiales ni humanos para salvaguardar la vida de los cubanos y de quienes soliciten nuestra mano solidaria.

He escuchado decir a muchos de nuestros compatriotas, “¿cuántas horas dormirá el Presidente?” “Tiene que cuidarse porque en sus manos está el destino de Cuba”; “Díaz-Canel no descansa”, “se ve que es de la escuela de Fidel, Raúl, y de todos los que lucharon junto al Comandante”; “en él están vivos los pensamientos y enseñanzas que nos dejó Fidel”; “Se j…. los que pensaron que la Revolución se vendría abajo”; “Así son los revolucionarios, siempre junto al pueblo y sin secretismo como dijo Raúl en una ocasión”, “Como él mismo dice Somos Continuidad”….. Si sigo poniendo al descubierto lo que piensan la mayoría de los cubanos del Presidente Díaz-Canel, creo que la relación fuera más larga, pero con estas opiniones que son suficientes para decir que estoy segura que por su actuar se ha convertido en líder del pueblo, y sabemos que junto a él triunfaremos y viviremos.

Entonces, van a decir también que le hacemos culto a la personalidad de Díaz-Canel, seguro que sí, pero nosotros les decimos desde el “Verde Caimán”, que Miguel Díaz-Canel ya se ganó el reconocimiento y la confianza de los cubanos.