Archivo de la categoría: 500 años de la Ciudad de Santiago de Cuba

Abrió Complejo Cultural de Ferreiro

Angela Santiesteban Blanco
Fotos: Internet

complejo cultural ferreiro (1)En la tarde noche del ayer abrió el Complejo Cultural de Ferreiro, que apuesta por convertirse en uno de los lugares preferidos de la ciudad de Santiago de Cuba.

Este espacio, que se reanimo como parte del reordenamiento urbano de la ciudad, para saludar la fundación de la Villa y el 62 aniversario del Moncada, exhibe todo su glamour con gran colorido y funcionalidad.

Ahí los visitantes de diferentes grupos etéreos, pueden disfrutar del bazar cultural Arte Santiago, con producciones de Artex; el bar-cafetería “El Compay”; el restaurante “Idilio”; la sodería “Cinco Sabores” y el Álbum Kafé, son algunos de los espacios dispuestos para el sano esparcimiento.complejo_cultural_ferreiro

También, contará con otras ofertas de Artex, como Arte en Casa, la línea de confecciones, artículos escritorio, cocina, suvenires “Yo amo a Cuba”; Todo Libro, con diferentes tipos de literatura.

complejo cultural ferreiro (2)Las diferentes propuestas comerciales se realizarán en las dos monedas que circulan en el país.

Avanza construcción de Casa del Ocio en Santiago de Cuba

Angela Santiesteban Blanco
Foto de la autora

DSC05982Una de las construcciones de mayor prestancia en la santiaguera Avenida Garzón, inmueble conocido popularmente como la Casa Blanca, se transforma hoy en un centro singular como parte de la reanimación que se realiza aquí por la celebración del medio milenio de fundada la antigua villa colonial.

La edificación, de inconfundible estilo ecléctico, se convertirá en la Casa del Ocio, y según Risset Randich, inversionista de la obra, la ejecución marcha a más del 75 por ciento y aseguró que la instalación –que comprende dos inmuebles– será un centro recreativo con una variada oferta para el sano esparcimiento de los diferentes grupos etéreos.

Agregó que tendrá dos salas principales, una para los juegos electrónicos y otra para la proyección de películas 3D, un snack bar, una cafetería para el expendio de alimentos ligeros y una mesa de billar, además de oficinas.

“En el área exterior concluyeron las excavaciones de la piscina, que tendrá un espacio dedicado únicamente a los niños, y que seguro constituirá una de las atracciones principales de la Casa del Ocio”, acotó Randich.

En la obra se encuentra una brigada de la provincia de Holguín, formada por 15 hombres pertenecientes a EMPRESTUR Guardalavaca, quienes están en Santiago de Cuba hace unos tres meses.

Vladimir Hernández Aguilera, uno de los constructores, dijo estar feliz de visitar por primera vez la urbe y más “por estar dando mi aporte al 62 del Moncada y al 500 de la ciudad”.

Yasmani Infante, su compañero, agregó que” Santiago está bueno, hay que darle pa’lante y terminar este trabajo, pienso que todo salga bien y con calidad, además, seguro que la terminamos según el plan”.

Mario William, otro de los constructores, acotó que “cada vez que necesiten de nuestra colaboración estaremos aquí. La obra va ha quedar de ‘marca’”.

Son muchas las obras que se ejecutan en la provincia de Santiago de Cuba para saludar el 62 aniversario del asalto al Moncada y el 500 aniversario de la fundación de la muy noble y muy leal.

En todo el territorio existe tremendo ajetreo: se remodelan o se construyen viviendas, centros asistenciales, gastronómicos, de servicios o recreativos, para seguir ganando en calidad de vida y que esta urbe se convierta en una de las bellas organizadas, limpias y disciplinadas del país, como aspiramos los santiagueros y nos lo pidió el presidente Raúl Castro.

Read more about Avanza construcción de Casa del Ocio en Santiago de Cuba | Periodico Sierra Maestra by Jose Roberto

Carta de un cubano que combate el Ébola en Guinea

Dedicado a todos los cubanos que cumplen misión internacionalista.

(Tomado de la página Facebook de la Brigada Médica de Cuba en Guinea)

Carta de un colaborador de la Brigada Médica Cubana en Guinea Conakry contra el Ébola al pueblo de Cuba.
Desde el África pidieron, al mundo la colaboración para detener a un enemigo invisible: era el Ébola que sin piedad ni importarle sexo, edad o raza, cegaba la vida a todo el que encontrara a su paso.
Muchos se asustaron y otros callaron, conocimos a algunos como dijera Martí, esperan hoy todavía que pase la tormenta con los brazos en cruz, los millonarios se desentendieron.
Sin importar la magnitud de la amenaza pocas horas después de este llamado nuestro gobierno humano e internacionalista anunciaba ante el mundo entero que una brigada de batas blancas ya estaba lista para luchar contra este flagelo. No pocos dieron el paso al frente, hasta nuestro ejemplo impuso al propio imperio poderoso y sus secuaces que entendieron que el Ebola es una amenaza para la humanidad.
Hoy con orgullo y sin miramientos ya estamos en la batalla derrochando coraje, altruismo y sencillez, no olvidando a nuestro hermano Jorge caído a nuestra llegada, admirándolo por su dedicación y esmero en el trabajo. Fueron momentos amargos que con el apoyo desde Cuba de nuestro Gobierno Revolucionario, nuestro Partido Comunista, el Ministerio de Salud Publica, la Jefatura de la Brigada Médica y la ayuda incondicional de nuestra embajadora Maité Rivero Torres quien abrió puertas inimaginables, además de su corazón, permitiendo que nada faltara, nos hicieron unirnos y crecer para continuar con nuestro deber de salvar vidas humanas en esta tierra africana junto a los que hoy nos guían.
Nuestro Pueblo, Familia y Revolución cuando pasen los meses entenderán que esta será nuestro Moncada, nuestra Sierra y nuestro Girón. A ellos, a nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, a Raúl les pedimos nos esperen al pie de la escalerilla del avión, pues esta brigada de titanes solo regresará a la Patria con la misión cumplida.
JOSÉ EDUARDO DÍAZ GÓMEZ

Inspiración, compromiso, propósito…

Ser estudiante en Cuba es algo mágico. Aunque algunos por su corta edad todavía no alcancen a entenderlo, a estas alturas de mi vida puedo asegurar que fui una estudiante feliz…

Tomado de CUBAHORA
thumbnail-dsc02520.jpgestudiiiiiSer estudiante en Cuba es algo mágico. Aunque algunos por su corta edad todavía no alcancen a entenderlo, a estas alturas de mi vida puedo asegurar que fui una estudiante feliz…
Amanece. La alarma no deja de recordarlo. Definitivamente amanece y de muy poco vale el hecho de ignorarlo; el día, desde la noche anterior, sabes que será un poco agitado… Filosofía, Historia Antigua, Economía Política… todos turnos dobles. “¿Cuándo se acabarán las dichosas clases?” murmuras como cada mañana desde hace algunos años, y otra vez la alarma insiste en anunciar que necesitas levantarte ya o llegarás demasiado tarde a clases.
Así transcurrieron muchas de mis mañanas cuando aún era estudiante: ansiando el día en que finalmente tendría un centro de trabajo. Pero claro, a esa edad no siempre uno comprende que está viviendo, tal vez, los años más despreocupados de la vida… los más intensos.

Ser estudiante, en Cuba, es algo mágico. Aunque algunos por su corta edad todavía no alcancen a entenderlo, a estas alturas de mi vida puedo asegurar que fui una estudiante feliz a pesar del único par de zapatos para asistir al aula en tiempos de Periodo Especial, de mis majaderías alimenticias en la beca, de los infinitos viajes a la Universidad de Oriente en el más insospechado de los transportes, de la escasez de agua o de las distancias para el abrazo materno.

Estudiar fue siempre, durante casi dos décadas, la única meta.
Por eso, cuando este 17 de noviembre más de cien países en el mundo —incluida Cuba— celebran el Día Internacional del Estudiante, en mi mente despiertan un montón de recuerdos.

“¿Por qué el 17 de noviembre?”, se preguntarán algunos. Y es que, precisamente ese día de 1939, un grupo de jóvenes checoslovacos, decidido a liberar su tierra natal del yugo hitleriano, protagonizó una heroica resistencia en las calles de Praga.

Desde entonces, la fecha se ha convertido, en diversas épocas y rincones del planeta, en fuente de inspiración para los estudiantes en sus luchas contra regímenes represivos. Fue por ello que, en 1941, el Consejo Mundial de Estudiantes proclamó el 17 de noviembre como el Día Internacional del Estudiante.

En Cuba, cada 17 de noviembre es una fiesta de risas y trabajo, de estudio y canciones. No importan la edad o la enseñanza que se curse. Cuando se es estudiante el tiempo es como un suspiro, solo que apenas alcanzamos a comprenderlo, inmersos como estamos entonces entre tantos libros, asignaturas y nuevos conocimientos, disfrutando cada minuto, como si fuera el último; pensando apenas en las tareas pendientes, en no llegar tarde a clases, o incluso, en cómo escabullirnos de uno que otro turno sin que el profesor lo note.

Tal vez sea esa una de las mejores etapas en la vida.

Y es que, desde hace más de medio siglo nuestra Cuba dejó atrás los tristes hechos de protestas y huelgas estudiantiles en las cuales se exigía el derecho a estudiar con dignidad. El Día Internacional del Estudiante es una jornada de alegría y colores, como también lo es el curso escolar todo. En nuestro país podemos enorgullecernos de haber alcanzado los más nobles propósitos educacionales, donde niños, adolescentes, jóvenes y hasta adultos mayores, tienen garantizada una escuela, un aula, un maestro o profesor, todo de forma gratuita.

Cada 17 de noviembre debe convertirse entonces en un motivo más para buscar nuevas fórmulas de aprendizaje, donde “estudiar no sea sólo fijar datos de memoria, aprobar un examen o responder una pregunta del maestro, sino un proceso donde todo lo adquirido sirva de sostén para el futuro”.

Concursos, peñas deportivas, expo-ventas de libros y revistas, tertulias, “descargas” de trova, poesía y jazz, proyección y debate de filmes inspirados en obras literarias, espectáculos humorísticos, muestras de las artes plásticas y más, inundan hoy el quehacer cotidiano en nuestros centros de enseñanza.

Parques, comunidades y escuelas se contagian; también padres, alumnos, profesores… porque es una fiesta de todos y para todos. Amanece al fin. Cuba entera está de fiesta: es el Día Internacional del Estudiante.