Archivo de la categoría: Cuba

El Daiquiri nació en Santiago de Cuba

Angela Santiesteban Blanco

Foto: Internet

DaiquiríEl Daiquiri es un tipo de cóctel hecho a partir de ron cubano y zumo de limón criollo, tiene sus orígenes en la playa de igual nombre en Santiago de Cuba, muy cercana a una mina de hierro donde trabajaba un ingeniero estadounidense, llamado Jennings Cox.
Cox, es conocido como el padre del Daiquiri. Por esa época el ron era la bebida que se encontraba con facilidad en la zona; un día el ingeniero recibió una visita de coterráneos de su país, y al no encontrar ginebra, decidió preparar un trago a base de ron con un poco de zumo de limón y un poco de azúcar, para que este no fuera tan fuerte.
En un principio este cóctel no tenía un nombre propio, algo que define exactamente cualquier tipo de combinación alcohólico. Fue un ingeniero italiano, Giacomo Pagliuchi, colega de Cox, quien lo bautizó con el nombre de “Daiquirí”, en honor a las minas donde trabajaba su amigo y a la playa muy cercana a Santiago de Cuba.
Ellos mismos lo trasladan al bar del desaparecido hotel Venus en en la ciudad, conocido como bar Americano, y allí se lo comentan al cantinero, quien inmediatamente comienza a hacer Daiquirí para los presentes.
El coctel se hizo popular en este territorio y de ahí se trasladó a La Habana en la mente de Emilio González, el genial y popular Maragato, cantinero de origen español que trabajaba en el hotel Plaza.
Este lo populariza y a su vez se lo da a conocer a su amigo Constantino Ribalaigua, entonces propietario del Floridita, quien se ilusiona y comienza a trasformar el coctel creando varias combinaciones hasta que finalmente sale el Daiquiri Frappé.
Constantino trabajó sobre una receta conocida, pero, en realidad creó un nuevo coctel, pues cambió las proporciones de sus ingredientes, la forma de elaboración y servir, y agregó el marrasquino, sustituyéndo el limón criollo por la lima, pero en cambio mantuvo intacto el nombre de Daiquirí.
Se dice que existen más de 20 clases de cócteles de este tipo en todo el mundo. Hemingway hace mención la bebida en alguna de sus novelas, donde dice que era asiduo del bar llamado La Floridita, que abrió en 1817, con el nombre de La Piña de Plata, en la que mojaba sus letras con este colorido cóctel. índicedddddd
Gracias a Hemingway este combinado adquirió aún más glamour e importancia a nivel internacional. Actualmente en la barra del Floridita existe una escultura que presenta al afamado escritor tomando un Daiquiri, pero no se puede obviar que es legitimo de la hospitalaria Santiago de Cuba y que actualmente se trabaja por rescatar esta bebida tan nuestra.

Descubren en Cuba un Aston Martin DB2/4: solo dos carros como este fueron fabricados en el mundo

Tomado de CUBADEBATE

En Cuba hay decenas de miles de autos clásicos aún rodando por sus calles. De cuando en cuando, se descubren coches abandonados con apasionantes historias, como este Aston Martin DB2/4.

Sólo dos Aston Martin DB2/4 con motor de competición fueron fabricados por la compañía Aston Martin. Este es uno de ellos. El carro de las imágenes fue fotografiado por Jonathan Ward – de la revista Road&Track – en un reportaje sobre la cultura automovilística de Cuba.

Sea como fuere, este auto está actualmente almacenado en un cobertizo en un pueblo cercano a La Habana. A tenor de su estado, oxidado y polvoriento, podría llevar décadas sin moverse. Pero aún es un coche salvable, si alguien está dispuesto a hacer una completa restauración de chasis y mecánica.

Este Aston Martin DB2/4 es uno de los dos fabricados con un motor de competición, según los archivos históricos de Aston Martin. En su ficha oficial sólo aparece una inscripción: “Cuba?”. Por supuesto, llegó a la isla antes de la Revolución, en el lejano año 1958.

Nada se sabe de su motor de seis cilindros en línea, porque bajo su capó está un cuatro cilindros carburado procedente de un Lada 1200.

Ellos lograrán sus sueños, porque nacieron en Cuba

Texto y Fotos: Angela Santiesteban Blanco

DSC08443He querido comenzar este trabajo de manera diferente, les propongo conozcan a estos pequeños que al parecer son niños como todos los que crecen en la Cuba que seguiremos construyendo a pesar de las dificultades.

Dairon Michel Mendoza Fornaris: “Vivo en el centro urbano José Martí, estoy seguro que voy a volver para a la escuela donde estudiaba, estoy en sexto grado, y me porto bien.”

Ray René Figuero Castellano: “Hace poco que en estoy en e centro, curso el 4to grado, y cuando sea grande quiero ser médico, y voy a lograrlo estudiando.

Claudia María Suárez Tornés: “Curso del 3er grado, tengo nueve años y soy de Guamá, me gusta la escuela, mi mamá me viene a ver todos los domingos, quiero estudiar medicina, Mis maestros son buenos y me enseñan a portarme bien, a ser inteligente y educada”.DSC08428

Daila María Portuondo Silva: “Vivo en el paseo Martí, hace un año que estoy aquí, y he aprendido a tener buena conducta y relaciones interpersonales, a ser responsable, respetuosa. Cuando salga de aquí voy a seguir estudiando para hacerme maestra dulcera”.

Ahora les digo que ellos tuvieron a suerte de nacer en un país como el nuestro donde no van a quedar marginados ni excluidos por las características personales que presentan.

Estos pequeños que son parte de los 31 estudiantes de la escuela especial Alfredo Gómez, en el poblado de El Caney, en Santiago de Cuba, provienen en su mayoría de hogares disfuncionales y presentan problemas de conductas, las que no son constitutivas de delito.

Por lo que la Revolución creo centros como este en todo el país para atenderlos y reincorporarlos a la vida socialmente útil, influyendo en su formación profesional y moral.

En este tipo de enseñanza los niños reciben educación e instrucDSC08449ción, y los preparan para la vida, despiertan su amor por la educación formal, por el trabajo, en fin que en su mayoría se convierten en hombre y mujeres de bien.

Como se puede ver en los pequeños comentarios que hicieron tienen aspiraciones de convertirse en profesionales y obreros, lo que seguramente harán realidad porque ellos nacieron en Cuba.

En busca de la autenticidad de la cocina cubana

Texto y Fotos: Angela Santiesteban Blanco

Hace pocos días se creó el Club de Cocineros de la Empresa Extrahotelera Palmares de su Sucursal en Santiago de Cuba, integrada por chef de unas 55 instalaciones compuestas por restaurantes, cafeterías, centros nocturnos y de ocio, de la provincia sede y Guantánamo. DSC08552

Sus miembros pueden ser trabajadores activos y jubilados, quines seguirán buscando la superación técnica y así contribuir al desarrollo y rescate de a cocina cubana y conservar sus valores, atributos, así como el patrimonio y la gestión económica a favor de brindar un servicio de excelencia.

El momento fue propicio para que los integrantes conocieran el reglamento y los estatutos por los que deben regirse para realizar las diferentes actividades.

DSC08549También hubo espacio para a exposición y degustación de atrayentes platos a base de carnes pescados, mariscos, huevos, frutas, vegetales, además de otras propuestas de la cocina internacional como las pizzas, y a repostería, algunos de nueva creación y que en general los clientes pueden degustar en as diferentes unidades de Palmares con la intención de continuar ganando en la calidad y gusto de los clientes.

Hubo espacio para que los entendidos en la materia hicieran galas de su maestría, técnicas y propuestas culinarias con una variedad de platos fáciles de confeccionar.

Entre los más llamativos estuvieron el pescado dorado, asado y decorado con calamar relleno, perteneciente al restaurante El Cayo; camarones y chorizo con salsa hueca, de Café Palmares y la pizza capricho de restaurante dulcinea, entre otros.DSC08575

El presidente del Club, Santiago Téllez, expresó que: “persiguen el objetivo de continuar trabajando a favor del rescate de platos autóctonos de la cocina cubana, así como a creación de otros para seguir incentivando el gusto y preferencia de la sazón que nos distingue”.

Hoy quiero recordarlo de esta manera

Angela Santiesteban Blanco
Fotos: Internet

acaballoHoy quise recordar al Che de otra manera, sin rememorar su participación en la lucha por la libertad de Cuba, tampoco quería volver sobre el tema de su paso por el Ministerio de Industrias ni tampoco seguir perpetuando su memoria como el héroe que sigue vivo y guiándonos en cada tarea con su ejemplo.

Quiero recordarlo de otra manera, como un hombre de carne y hueso, con más virtudes que defectos, por lo que me dediqué a buscar anécdotas de su vida y encontré estas tres para compartirlas con ustedes, estas reflejan a ese ser humano de talla mayor.

… “un día salían de Fomento en el Chevrolet del Che y este iba manejando, pero aparece en la carretera un viejito manejando una bicicleta que llevaba en la parrilla una guataca con el cabo apuntando para la vía.
El Che no ve el cabo de la azada y al cruzar toca con el guardafango derecho el palo y lanza al viejito y la bicicleta a la cuneta. Automáticamente detiene el auto y se preocupa por la salud del anciano quien está sentado mirando los golpes que se ha dado la bicicleta.
Llega el Che y le pregunta: -¿Se ha dado algún golpe? ¿Le ha pasado algo? Levanta la cabeza el viejito y cuando reconoce que era el Che le dice: -¿Pero fue usted quien me arrolló?
-Sí, por desgracia. Y el viejito decía: “¡Qué desgracia de qué! ¡qué suerte tengo yo, que usted me haya arrollado! ¡Usted sabe lo que es que yo le diga a mi familia que usted me arrolló! ¡Qué suerte tengo yo de haber salido hoy…! ¡Si no salgo hoy usted no me arrolla! ¡Qué clase de suerte tengo yo!”.
El Che sonriente exclama: “Todavía este hombre me da un beso por haberlo arrollado…” Le dice al viejito: “Déme acá su bicicleta para mandársela a arreglar”. Pero el viejito argumenta: “¿Arreglar? ¡No! ¡Qué va! Esta bicicleta yo no la arreglo ya nunca más, esta bicicleta la guardo para enseñarla a mi familia del día que tuve la suerte de conocer a Che Guevara…” De todos modos el Che le envió posteriormente una bicicleta”…
Camilo fue una persona muy ocurrente y solí hacer innumerables bromas al Che. Según se dice en una ocasión en que éste fue a entrevistarse con él durante el combate de Yaguajay, iba con un brazo enyesado. Al verlo le dijo:
-Eso te pasa porque en vez de estar combatiendo, te pones a robar gallinas…
-Tienes razón, porque si tú hubieras estado conmigo no me hubiese pasado nada, porque tú sí que tienes experiencias en robar gallinas- le respondió Che sonriente.
Camilo, con expresión de sorprendido, le dijo: -¡Caramba Che, estás aprendiendo a defenderte!
Otra vez fue a visitarlo a La Cabaña, el Che leía acostado en una cama de soldado y, al llegar Camilo, con su ironía habitual le dijo:
-¿Qué tal el jefecito del ejército?
-¿Cómo jefecito? ¡Soy su jefazo y pónganse en atención! -Respondió Camilo, simulando una expresión seria; Che se incorpora en posición de atención y le pregunta:
-¿Qué hago ahora jefe?
-Ahora va a marchar… Un dos, tres, cuatro, un dos, tres, cuatro…
Che comienza a marchar, pero a la tercera voz de mando, Camilo lo manda a descansar y le pregunta:
-Oiga, ¿tiene tabaco por ahí…?
-Sí, tengo en la gaveta una caja que me regalaron…
Camilo la buscó y con una mano tomó todos los que quedaban en ella. Al verlo, Che protestó:
-Oiga jefe, déjeme algunos tabaquitos…
-Está bien, le dejaré un par de tabaquitos, pero recuerde que cuando su jefazo venga a visitarlo, póngase en atención y tenga tabacos o de lo contrario será castigado. Seguidamente Camilo comenzó a reírse y fue a abrazar a su querido amigo, quien también reía, al igual que los demás presentes. CheHigh