Archivo de la categoría: Disidentes

UNPACU: Los niños son sagrados, no se confundan

Hurgando en la red, encontré este trabajo en el blog de una colega, el que por su contenido hoy lo cuelgo en el mío, para que llegue a otras personas y conozcan de la insensatez de los integrantes de la UNPACU, en su mayoría antisociales que para ganarse los dólares que vienen del Norte, son capaces de hacer cualquier cosas.

Olga Thaureaux Puertas

Los niños son sagrados. Quien intente hacerles daño, ya sea físico o psicológico, merece ser castigado.

DSC04613Eso pienso sobre los integrantes de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) que este viernes tomaron el círculo infantil Amiguitos del Mundo, del reparto Altamira, en Santiago de Cuba, para armar su show contrarrevolucionario, y de esa manera, la Policía tuviera una “respuesta violenta” ante los ojos de los menores y sus educadoras. Pero esos disidentes asalariados se quedaron con los deseos de servir la mesa.

¿Será que Iriades Hernández, Mayelín Isaac Sánchez, Carlos Oliva Riverí, Carlos Amel Oliva Torres y Vladimir Martín Castellanos, este último representando a la “jefatura”, no conocen cuánto valoramos los revolucionarios la estabilidad y felicidad de los niños?

Me pregunto, ¿ellos no tienen hijos, hermanos o primos? ¿Sabrán lo que es sensibilidad, ternura o amor? No, no lo creo.

José Daniel Ferrer, su cabecilla ya tiene muchos argumentos para estar desacreditado como persona, pero con este nuevo show, como decimos los cubanos: se le fue la mano.

Hechos de este tipo merecen una condena rotunda, pues las diferencias de criterios no deben llevar nunca –en actos de desespero- a no mirar los daños que se ocasionan a terceros, y si estos terceros son niños, no hay nada más que decir; ellos son sagrados.

José Daniel Ferrer “el destructor”

Por Bernardo Insausti

Tomado del blog UN PAsaporte CUbano
CameraEn todos los países del mundo hay oposición, es lícito y lógico, pero la verdad es que en algunos casos la cosa pasa por lagunas inexplicables, fruto de doctrinas que se predican sin moral y al final te pasan la cuenta.

Otra vez José Daniel Ferrer, jefe de la ilegal Unión Patriótica de Cuba (#UNPACU), sale a la palestra como boxeador profesional dueño de su división, y golpea hasta causarle daños a otro de sus discípulos, que esta vez decidió protestar por su mal salario y la estafa a la que estaba siendo sometido.

Se trata de Ernesto Jiménez, integrante de la célula José María Heredia, dirigida por Carlos Oliva, quien se dirigió a la residencia del líder de la #UNPACU, y por aparecer sin avisar, fue sometido a tamaña golpiza que incluso le creó heridas en el rostro.

En fin, que el mismo José Daniel Ferrer, que se queja de la falta de libertad de expresión en Cuba, no admite contrapartida o criterios diferentes dentro de la organización que dirige. Él como siempre, repite que quien paga manda y el que no esté de acuerdo que se marche.

De este criterio pueden dar fe otros golpeados como la madre de sus hijos Belkis Cantillo, su mayordomo Prudencio Villalón, Liudmila Cedeño y su ex esposa Yusmila Reyna, Miguel Ángel Cañete, entre otros, que amén de haber sufrido unas buenas piñaceras, mantienen alguna que otra relación con él, motivada por el dinero.

Aún cuando el método de las golpizas parece de la era medieval, a José Daniel Ferrer se le antoja interesante y sigue apostando por él, al parecer mientras logre silenciar a sus subordinados sin que los amos que pagan de la mafia miamense se enteren.

Veremos esta vez qué pasa, pero sus discípulos ya están advertidos, ya saben que quien proteste puede terminar en el hospital.

José Daniel Ferrer agrede a su pareja embarazada

Por Perfecto Carrasquillo

jose_daniel_ferrerEl cabecilla de la organización contrarrevolucionaria UNPACU, José Daniel Ferrer, sigue dando de que hablar por estos días y en esta ocasión no es precisamente de sus “hazañas” como “opositor al gobierno”, sino, de su ya larga lista de acciones violentas.

En esta ocasión José Daniel Ferrer llevó su actuar impulsivo a un ámbito más estrecho al desarrollar otro episodio de violencia intrafamiliar, en esta ocasión contra su actual pareja Liudmila Reina Ferrera con la cual vive desde hace unos meses en el Reparto Altamira de Santiago de Cuba.

Liudmila quien ha demostrado tener mejores posibilidades que José Daniel Ferrer para realizar incursiones en el “periodismo independiente” regresó recientemente de una gira por los Estados Unidos y México cuestión que despertó la envidia de José Daniel quien ya había escenificado anteriormente una escena de celos ante la amistad creciente de su esposa con el Ing. Hergues Fradín Díaz vecino de Songo-La Maya.

Este viernes 23 de mayo llegó la gota que desbordó la copa cuando el sultán de Palmarito, José Daniel Ferrer, agredió de forma violenta a Liudmila Reina Ferrera que se encuentra en estado de gestación, delante de su hijito de 4 años cuando esta le reclamó acerca de su estrecha amistad con Liety Reyes Tur , quien a todas luces parece ser la próxima elegida de Ferrer.

Esta es solo la muestra más reciente del actuar violento y sin escrúpulos del hombre que en estos momentos es el cabecilla de la UNPACU en Santiago de Cuba y como dice Taladrid, “….saque usted sus propias conclusiones….”.

Esposa de gato, también caza ratones

Disidente

Disidente

Cuando comencé mi investigación periodística sobre esta organización, realicé mi primer artículo y prometí que continuaría con el tema.

Realmente la intención primaria era darle cobertura a todo lo que resultara en la investigación, ya fuera a favor de las llamadas Damas de Blanco o en su detrimento, el hecho era que las personas que se informan a través de las redes sociales estuvieran claro de quienes eran estas damiselas.

Al inicio utilice fuentes de información que se movían en el entorno de estas mujeres y que tenían conocimiento de su composición y actuar, pero en esta ocasión tuve la posibilidad de contactar con algunas de sus integrantes, las cuales por supuesto prefirieron mantenerse en el anonimato.

Resultó un momento oportuno ya que ese mismo día (18/03/14) había leído en internet, que esta organización había desarrollado un evento denominado Te Literario, acaecimiento este que según el sitio es utilizado para reflexionar, trazar las líneas para un mejor activismo pro democrático en Cuba etc; en este mismo artículo se planteaba que según datos facilitados por la líder en Santiago de Cuba de esta organización Belkis Cantillo Ramírez, habían participado 57 integrantes y se detuvieron otras 30 por las fuerzas policiales y la policía política, para un total de 87 integrantes.

Al establecer el diálogo con algunas de estas “Luchadoras pacíficas”de los municipios Santiago de Cuba, Palma Soriano y Mella, les pregunté por este evento y por qué lo denominaban Te Literario, coincidentemente todas alegaron que esto se desarrollaba los días 18 de cada mes y que era el espacio en el que les pagaban.

Con relación a la cifra informada en internet con respecto a la membresía de esta organización, plantearon que nunca se habían reunido 87 Damas de Blanco en Santiago de Cuba, y que ni siquiera estaban llegando a las 60, alegando que este era un negocio bien montado entre Belkis Cantillo y su camarilla, para que la fundación Nacional Cubana Americana, envíe fondos mensuales para el pago a 87 mujeres y ellas quedarse con el resto.

Se constató además que no se conforman con el dinero que recaudan mediante las “plantillas infladas”, sino que Belkistambién tiene establecido un sistema de descuento a aquellas que por una razón u otra no lleguen a la habitual marcha en el Santuario del Cobre los fines de semana, incluyendo situaciones de salud.

Varias fuentes han coincidido con que esta línea de trabajo de la “oposición” en Cuba ha sido trasferida de generación a generación y siempre primando un matiz económico y no político, en el caso de Belkis Cantillo y su conjuntico, todo indica que lo heredaron de su esposo José Daniel Ferrer García, líder de la denominada Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y quien se ha visto involucrado en disímiles escándalos por desvío de los fondos para la lucha por la democracia en Cuba, así como por abuso de poder, todo parece indicar que se cumple la profecía “esposa de gato, también caza ratones”.

De todas maneras prometo que nos seguiremos sorprendiendo con los resultados de este trabajo periodístico, porque les aseguro llegar hasta el final de este cuento.

Un tren y los Reyes Magos

M.Sc. Miguel A. Gaínza Chacón

LOS REYES MAGOS 2Nada, absolutamente, me vincula al sector ferroviario: ni herencia familiar ni gusto profesional. Pero desde pequeño hice fijación por los trenes.
No era yo muchacho desamparado ni cosa por el estilo. Pero en casi nada me diferenciaba de los otros niños del barrio ubicado a orillas de la bahía, con nombre pintoresco: Los Cangrejitos.
Vivir allí era sinónimo de pertenecer a cualquier familia de pescadores. O lo que es igual: nuestras familias a duras penas se sostenían… o algunas ni se sostenían.
Ajenos a las penurias de los mayores para buscar trabajo y comida, nosotros cuando se acercaba el 6 de enero, Día de los Reyes Magos, entrábamos en frenesí. En pandilla casi “desmontábamos” las lomas colindantes con la Molinera Oriental S.A. (hoy Empresa de Cereales de Santiago de Cuba) y cargábamos la mejor yerba para “los hambrientos camellos”, que desde la lejana Arabia, venían cargados de Reyes Magos… y de juguetes.
Aún sin ir a la Escuela Pública yo sabía algunas letras, y estoy seguro de que se debía a circunstancias peculiares: las horas que pasaba hojeando y ojeando los “muñequitos” de Halcones Negros, El Llanero Solitario, Superman…; la promesa de mi tía Chevín, que vivía en el monte, en Jarahueca, de regalarme una polluela si aprendía a leer, y lo más importante: Yo mismo –no ningún grande— le haría la carta a los Reyes Magos, para solicitarles que me trajeran una cantidad tal de juguetes, que ni el almacén de la Sears.
Nunca faltó en aquellas misivas el saludo respetuoso a Melchor, Gaspar y Baltasar; las consideraciones para los pobres camellos, y la lista de los juguetes, en la que jamás dejé de poner, en primera opción un trencito. Me fascinaban aquellos aparaticos que se movían “solos” y paraban en la estación (donde estaban las baterías) y las bombillitas de las señales y de la locomotora.
En proporción con la solicitud era la cantidad de yerba y agua que ponía debajo de mi cama; los dulces eran pocos. A veces no llegaban a tres y yo tenía la esperanza de que los Reyes Magos lo compartieran si eran dos piezas o una sola.
El desasosiego era cada 6 de enero, o sea el Día de Reyes.
Apenas dormía la noche anterior, y en la casa era el primero en levantarme, como el resto de los muchachos del barrio. Enseguida buscaba lo que Melchor, Gaspar y Baltasar me habían traído, luego de su extenso viaje. Los niños no entienden de pobreza. Unos manifestaban su agradecimiento y se alegraban con cualquier cosa. Otros, no. Yo quería un trencito. Pero estos Reyes montados en dromedarios serían Magos pero evidentemente o no sabían leer o no entendían español.
¿Qué encontraba yo? Ora un adminículo enrollado, que uno soplaba y con un sonido agudo se estiraba. Cuando no tenía más aire en mis pulmones se volvía a enrollar; ora un revólver de mito. No de aquellos en sus fundas decoradas y con un cinto hermoso, propio de los vaqueros del Oeste o las películas mexicanas, sino pequeños revólveres de latón, que en las primeras escaramuzas en el patio o la acera, se aplastaban como una galleta; ora un trompo multicolor de madera, con su cabuya. Para de contar. ¿Y el trencito? En mi imaginario infantil, los Monarcas Magos nunca entendieron las cartas.
La realidad: mis verdaderos “Soberanos” no tenían la más mínima posibilidad de complacerme.
Llegaron entonces otros reyes. Eran igualmente barbudos, pero no vinieron en camellos, aunque la estrella que los guió nos iluminó a todos. Entonces los muchachos, absolutamente todos, incluso la niñita con el pedazo de palo a modo de muñeca publicada en Bohemia, tuvieron sus juguetes.
Para ese momento, lo que me quedaba de niñez transitó tan rápido por la Escuela de Mar Andrés González Lines, en Varadero, y la Escuela Tecnológica Militar Antonio Maceo (Artes y Oficios), incluidas extensas campañas cañeras por todo Oriente, que el trencito fue relegado… pero nunca olvidado.
La fantasía en los niños tiene un valor enorme. Cuando buscábamos yerba para los camellos, agua para aquellos viajantes sedientos, y al menos un dulce para que solidariamente los tres Reyes se alimentaran, implícitamente estábamos desarrollando en nosotros buenos sentimientos.
Por eso es deleznable, que disidentes en Cuba, con el dinero que abiertamente le suministra el gobierno norteamericano para revertir nuestra tranquilidad en el país, “maniobren” con los sentimientos de los niños, y usen algo tan sagrado para ellos como son los juguetes.
Hoy en Cuba, de acuerdo con sus posibilidades, cada familia adquiere para sus pequeños los juguetes que entienda. No necesitamos el dinero mal habido de la mafia anticubana y del gobierno de USA. Y si pretenden jugar con algo tan sagrado para nosotros como son los niños tendrán que asumir las consecuencias.
No he podido desprenderme del interés por esos trencitos eléctricos. Ejercerían en mí el efecto que en otras personas tienen las peceras y los peces ornamentales. Pero si tuviera que hacerme de uno de estos aparatos por medio del dinero marca USA de los disidentes, sería el único momento en que preferiría que el convoy completo descarrile.