El Imperio del Corredor Patrimonial de las Enramadas

Angela Santiesteban Blanco
Fotos: José Roberto Loo

hotel-imperial_santiagodecubaEl Hotel Imperial fue uno de los primeros edificios altos de Santiago de Cuba, impactó en la población santiaguera de entonces por su belleza arquitectónica e imponente decoración.

El Hotel Imperial es una de las obras con las que dejó su huella en la imagen urbana de Santiago de Cuba el arquitecto Carlos Segrera (1880-1922), a quien se deben otros edificios como los hoteles Casa Granda y América, el Club San Carlos, el desaparecido hotel Venus, la primera Cámara de Comercio de Santiago de Cuba (actual Centro de Negocios), el Museo Emilio Bacardí y el Palacio Provincial de Gobierno, además de la imagen actual de la Catedral (con otros elementos del estilo clásico añadidos en restauraciones hechas entre 1916 y 1922)._mg_0107

Ubicado en Enramadas No 251 entre San Pedro y Santo Tomás, presenta su propia decoración. Esta joya de la arquitectura en Cuba, pasó por un proceso de restauración y abrió nuevamente sus puertas a finales del 2016.

En la instalación, conversamos con Aimara Goris Donet, subdirectora, quien comentó: “El hotel cerró en 1998, en sus inicios tenía en su primera planta la tienda La Francia, que ocupaba la mayor parte del inmueble, en la segunda un desayunador y un restaurante.

_mg_0115“Con su reinauguración se amplió el bloque habitacional y actualmente el hotel cuenta con 39 habitaciones.

Ahora en la primera planta hay un pequeño comercio perteneciente a la firma Caracol para la venta de subvenir, el lobby, el desayunador, la cocina y el snack-bar La Joya que ocupa el lugar donde estaba El Avileño y se le añadió un rut-garden.

“Tiene gran atractivo porque es un hotel de ciudad con los diferentes servicios básicos que se brindan en una instalación hotelera. En el caso del rut-garden, la población puede acceder al lugar pagando un cover, que en estos momentos es de 5 CUC en el horario de la noche y por el día 3.00, con derecho a consumo”.

El Imperial pertenece a la cadena Cubanacan, donde los trabajadores laboran con el fin de satisfacer a sus clientes, en su mayoría, alemanes y franceses, aunque también llegan de Holanda, Suiza, España, Inglaterra y Estados Unidos.

Este Imperio en las inmediaciones del Corredor Patrimonial de las Enramadas ya es una realidad y enrumba sus pasos a posicionarse entre los primeros de su tipo, no solo en la provincia sino en el país, cumpliendo con los estándares de calidad que exige el Ministerio del Turismo.

El Santiago de ayer, de hoy y de siempre

Angela Santiesteban Blanco
Fotos: Autores varios

plaza-de-la-revolucion_santiagodecubaHoy les traigo varias instantáneas de una ciudad que enamora por su gente solidaria, dicharachera, amable y amante de su terruño, sí no se equivocó, son fotos de la añeja, pero renovada Santiago de Cuba.

Monolito que guarda cenizas del Comandante en Santa Ifigenia

Monolito que guarda cenizas del Comandante en Santa Ifigenia

joya-arquintectonica_santiagodecubaUn lugar rodado de mar y montaña, donde se trabaja a favor del desarrollo y donde se aprecia el quehacer de este pueblo que vive orgulloso de su Revolución y de su condición de Ciudad Héroe d la república de Cuba.

bella-arquitectura_santiagodecubaUna ciudad que enamora por su historia, por su cultura, por su arquitectura, por sus tradiciones y costumbres, donde la lengua materna sufre cambios diariamente en el argot popular y se dejan escuchar frases como estas: arrímese pa’ca compay; venga para que se tome un buchito de café; y donde se come macho asa’o en púa. calle-enramadas_santiagodecuba

Tierra donde cuando llega el carnaval se amanece bailando, y el cansancio no impide que cada cual se mantenga en su puesto de labor.parque-del-ajedrez_santiagodecuba

panoramica_santiagodecubaSon mucho los atributos que nos definen, pero esta vez quiero graficar ese Santiago que le abre las puertas a quienes deseen llegar a este pedacito de Cuba.paseo-maritimo_santiagodecuba

Los cubanos amamos la “tiranía” de FIDEL

Angela Santiesteban Blanco

mAyer leí en la red un irrespetuoso mensaje de Donald Trump, refiriéndose a la muerte de NUESTRO FIDEL, sí y lo pongo con letra mayúscula con toda intensión, porque así de grande lo sentimos y lo queremos, porque somos fidelistas y revolucionarios.
Como decimos los cubanos, ayer no le di taller a tantas calumnias y mentiras. Aún estaba choqueada por la noticia, consternada y triste por su partida. Entré hoy a la red de redes y en el sitio de Cubadebate, hay un trabajo de Julio Alejandro Gómez Pereda, que con toda la razón que le asiste le contesta al futuro presidente de los Estados Unidos.
Meditando un poco sobre el tema, creo que también debo referirme a la infamia que escribió el loco de Trump, que diga el presidente del norte revuelto y brutal a partir del 20 de enero.
Ese personaje en uno de sus párrafos señala: Fidel es un “brutal dictador”, que dejó un legado “de escuadrones de fusilamiento, robo, sufrimiento inimaginable, pobreza y la negación de los derechos humanos fundamentales”.
En otra parte apunta que su “gobierno hará todo lo posible porque el pueblo cubano pueda finalmente iniciar su viaje hacia la prosperidad y la libertad”.
Permítame carcajearme, y decirle que si así es una dictadura, los cubanos decidimos por voluntad propia vivir bajo el “yugo” de la dictadura de los CATROS, -como suelen decir los enemigos de la Revolución cubana- y la defenderemos al precio que sea necesario porque esta Revolución que comenzó en el Moncada, el 30 de Noviembre, la lucha clandestina, el yate Granma y la Sierra Maestra, llegó para quedarse,
Ahora, quiero preguntarle al títere de la mafia cubano-americana, – y lo tuteo porque no merece el más mínimo respeto- ¿Tú crees que sí fuera verdad lo que dices, tantas personas no solo en Cuba, sino en mundo lo siguieron y hoy lloran su irreparable pérdida?
No hace falta que me conteste, yo le diré por qué preferimos la “dictadura” de la que habla y grábeselo en su mente, en primer lugar, los cubanos escogimos nuestro destino y como muchas veces dijo Fidel, preferimos hundirnos en el mar, antes que dejar de ser libres.
Nuestro gigante de verde olivo, faro y guía de la Revolución, sigue entre nosotros porque lo seguiremos creyendo vivo, porque sus ideas seguirán creciendo, porque en cada tarea estará presente, porque en cada niño, joven, hombre y mujer florecerá su pensamiento, porque nos enseño a hacer el bien, nos enseño a ser solidarios, nos enseño a compartir lo poco que tenemos.
Porque nos enseño a preocuparnos siempre por los pobres de la tierra, por los que no tienen voz, por los que hoy sufren hambre y miseria, por los que no tienen derecho a la salud, al estudio, a la cultura y al deporte, porque nos inculcó que las ideas no mueren.
Además, gracias a Fidel y a la Revolución que tú denigras, los habitantes de esta tierra pueden caminar libremente por cualquier lugar sin temor, los niños juegan en los parque sin que los padre sientan pánico de sufrir un secuestro, porque no existe diferencia de clases ni color, por tanto los negros no temen a ser asesinados o ser ametrallado por un policía en plena calle, aquí ese cuerpo armado defiende los derechos del pueblo.
Como es sabido, los cubanos disfrutamos de todos los derechos que pueda tener un ser humano, salud, educación, deporte y cultura gratis. También, tenemos participación activa en cargos del Estado y el Gobierno, sin la necesidad de hacer millonarias campañas electorales, aquí el pueblo es quien elige a sus representantes en un acto de total democracia.
Y que decirle de los derechos de la mujer, los niños y las niñas, quién mejor que nosotros para afirmar que Fidel emancipó a las mujeres, quien mejor que nosotros para decir que los pequeños y pequeñas disfrutan de sus derechos, lo que ha sido reconocido por la UNICEF y la Convención de los Derechos de los niñas y las Niñas.
Trump, te hago otra pregunta ¿tú conoces la historia de Cuba y a nuestro mil veces invicto Comandante en Jefe Fidel Castro?
Seguro que NO, pero yo se lo digo, Fidel es el mejor hombre del mundo, el mejor Presidente que pueda tener un país, el mejor estadista. Digno, honesto, sincero, siempre al lado se su pueblo y de las causas justas, previsor, con una inteligencia insuperable, en fin un hombre fuera de serie.
Además, quiero que sepa que si me pongo a decirle quien es Fidel Castro, porque siempre hablaré de él en presente, necesitaría mucho tiempo, entonces si quiere saber más de este gran ser humano que entregó su vida entera a luchar por el bien no solo de los cubanos sino de la humanidad, estudie su obra y hable con los cubanos que no olvidan su historia patria.
Resumiendo, si Fidel es un dictador y en Cuba existe una dictadura, nosotros decidimos seguir apostando por ella, por lo que repito una vez más ¡Viva Fidel! ¡Viva la Revolución cubana! Seguiremos sus ideales y las banderas que enarboló la mantendremos bien en alto, porque hombres como él no vuelven a nacer.
En este momento histórico y de mucho dolor que vivimos los cubanos y los amigos de Cuba, decimos mantenerlo vivo en la memoria para que nos siga marcando el camino de nuestra Revolución y cada vez que haga falta, preguntarle ¿Vamos bien Fidel? Como un día él lo hizo con Camilo Cienfuegos.

Nunca te diremos adiós, porque siempre estarás a nuestro lado

Angela Santiesteban Blanco

indice-jpegddAlrededor de las 12 de la noche, estaba socializando algunos materiales en Facebook, cuando leí algunas notas anunciando la muerte de nuestro Comandante Fidel Castro, pensé que era una broma de mal gusto.

Inmediatamente puse la TV, y el presidente Raúl Castro daba a conocer al pueblo de Cuba y a los amigos de la Revolución cubana, la nefasta noticia de que el Líder histórico de la Revolución había muerto.

Me niego a creerlo, como todo mortal pensé que ese día tardaría en llegar, porque me acostumbré desde que tuve uso de razón a velo, escucharlo, y saberlo vivo, siempre luchando por las causas justas y por los pobres y oprimidos del mundo.

Siempre al lado del pueblo, siempre enfrentando el peligro en los momentos más difíciles de la Revolución. Ejemplo de integridad revolucionaria, intransigencia, honestidad y fidelidad.

El pueblo de Cuba esta enlutado y la tristeza nos invade a todos, nuestro Fidel se ha ido, pero sigue entre nosotros, porque como el mismo expresara las ideas no mueren jamás; él seguirá entre nosotros guiándonos para seguir venciendo batallas.

Cuba entera hoy llora a uno de sus mejores hijos, pero donde esté pude tener la seguridad que mantendremos en alto las banderas del socialismo y la Revolución, para continuar la obra que él comenzó el 26 de julio de 1953 en el Mocada.

Nunca te diremos adiós, solamente un hasta luego porque seguirás vivo en nuestros corazones.

Hoy se cumplen 180 años del natalicio de Máximo Gómez

Angela Santiesteban Blanco
images

Máximo Gómez, nació en Bari, un pequeño pueblo de Santo Domingo, en la república Dominicana, descendiente de una familia humilde.

En 1855, cuando aún era casi un adolescente, respondió al llamado de su patria, que era invadida por los ejércitos haitianos, participando en los combates hasta lograr la victoria.

En junio de 1865 se trasladó a Cuba con su familia, donde se estableció y el 16 de octubre de 1868 se incorporó a las huestes mambisas, llegando a dirigir la acción liberadora, dando a los cubanos la primera lección práctica del uso del machete como arma de combate.
Desde su llegada a Santiago de Cuba, hasta su incorporación a la guerra de independencia de Cuba, en octubre de 1868, se convirtió en una etapa decisiva en la formación de su personalidad y destino político.
Ascendido a Mayor General por nombramiento de Carlos Manuel de Céspedes, ocupó desde bien temprano cargos importantes en las filas del Ejército Libertador durante la Guerra de los Diez Años.

A la histórica carga al machete protagonizada en Tienda del Pino, en noviembre de 1868, le siguieron campañas impresionantes y decisivas en el destino de la revolución, como la de Guan¬tánamo (1871-1872) y Camagüey (1873-1875), esta última, previa invasión a Las Villas.

En cada operación militar brilló el estadista, el hombre de pensamiento que legó a sus contemporáneos y a las generaciones venideras páginas de indudable valor acerca del arte militar, y en particular en materia de guerra irregular.
El 17 de junio de 1905, murió en La Habana el Generalísimo Máximo Gómez y Báez, al que la Historia ha consagrado como genio organizador y estratega militar. El nombre de este cubano por adopción se asocia a las luchas del pueblo cubano por su independencia en la segunda mitad del siglo XIX.